Mapeando El secreto de Zalamea: cómo se hizo el mapa de la ruta

Os quiero  contar hoy como hice el mapa de la ruta de mi novela extremeña, un mapa en el que se localizan los principales escenarios de El secreto de Zalamea de una manera visual y rápida.

¿Cómo se hizo?

Empecé haciéndolo a lápiz sobre una vista de la zona con Google Maps, y luego repasando con el rotulador, como puede verse en la siguiente imagen.

Por cierto, que sobre una fotocopia del boceto fui haciendo diferentes pruebas.

A continuación os muestro diversos detalles del boceto a lápiz, más arriba de la parte entintada.

Después rotulé lo que aún estaba a lápiz (previo boceto de las casas y edificios de las poblaciones a dibujar).

Tomé fotos de diferentes momentos del proceso para documentar este artículo.

Trabajo avanzado: detalles y colores

Sobre ese primer boceto rotulado, añadí diferentes elementos imprescindibles en cualquier mapa que se precie: una escala de distancias y una brújula o rosa de los vientos.

Sobre la base descrita hasta el momento comienza el proceso de rotulación en color de los elementos que se prestan a ello (previo boceto a lápiz cuando es necesario, como en los casos de lagos y ríos).

Coloreé la mayoría de los tejados en rojo, alguno en marrón, negro, etc. Y tan solo los ríos importantes de la zona y el imprescindible arroyo Cagancha, protagonista de alguna escena de la novela.

Los castillos, iglesias y monumentos similares también tienen su toque de color, imitando la piedra.

Tras resaltar los principales monumentos de la novela, pinté las carreteras y caminos y trabajé con el objetivo de transmitir la sensación de dehesa extremeña. En la siguiente imagen se puede observar bastante avanzada la tarea. Observaréis que en algunas partes del mapa aún no he pintado ninguna encina, y en otras está solo el tronco.

Una vez construida la dehesa obtuve este resultado y el resultado final lo podéis ver en el artículo correspondiente a la ruta de El secreto de Zalamea publicado hace unos días.

“Tomas falsas”

Hice varias pruebas para el diseño final del mapa, algunas de los cuales muestro en la siguiente imagen.

Como se puede observar en el boceto de pruebas, coloreé algunas parcelas con el objetivo de aumentar la sensación de realismo del mapa. Sin embargo parece que el mapa queda entonces demasiado sobrecargado y se pierde el foco de lo que interesa destacar: los pueblos y monumentos en los que transcurre la acción principal de la novela.

También quise poner algún rebaño de ovejas por los campos y alguna piara de cerdo ibérico, pero la escala del dibujo lo hacía poco aconsejable. Si se dibujara a los animales según la susodicha escala, apenas se verían unas manchas o borrones indescifrables, y si se ampliara el tamaño del ganado  para hacerlo más visible quedaría bastante desproporcionado y se perdería realismo.

Lo que sí hice fue colorear el cielo en la parte superior del dibujo, ya por encima del horizonte (con lápices en vez de rotulador).

Tanto si os gusta como si no:

  • Podéis dejar un comentario en esta misma entrada del blog con el formulario de más abajo.
  • También podéis decirlo en Twitter, usando el hashtag #ElSecretoDeZalamea y/o nombrando la cuenta del primer premio El secreto de Zalamea @ESDZ1P
  • Por último podéis usar Facebook, dejando un comentario en la página de El secreto de Zalamea.

Un saludo y gracias por seguir a El secreto de Zalamea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s