Una realidad ficticia – María del Pilar Herrero Martínez

Una realidad ficticia

María del Pilar Herrero Martínez

 RESEÑA
No es la primera vez que reseño una obra de María del Pilar Herrero. Ya lo hice anteriormente con su poemario “Lluvia que no moja“. Y ahora le toca a su primera novela, recién salida a la luz: “Una realidad ficticia”

En “Una realidad ficticia” (Libros indie) Pilar aborda el asunto de los bebés robados al nacer. Una realidad que se ha dado en España y que aquí es planteada desde el punto de vista de unos personajes ficticios que, en primera persona, nos van contando su propia experiencia en diferentes capítulos. Abarca, de este modo, los puntos de vista del propio bebé robado, de sus familiares, de médicos, etcétera. Como curiosidad (ya que no me resulta habitual encontrar novelas así planteadas) me leí esta novela en un descanso de otra que, también, sigue esta estructura de capítulos descritos en primera persona por los diferentes personajes de la misma: “Me llamo rojo” del Nobel de literatura Orhan Pamuk. Simplemente, me llamó la atención la casualidad de que llegasen a mis manos  tan seguidas dos obras con estas similares estructuras.

00unarealidadficticia

Aunque son varios los personajes que cuentan sus diferentes perspectivas en primera persona, la clara protagonista de la obra es una escritora de éxito que se adentra en el mundo de la mendicidad con el objetivo de escribir su siguiente novela. Es entonces cuando se encuentra con una serie de realidades que a nadie le parecerán ficticias y que dan consistencia al grueso de esta trama.

“Apenas hay nadie en el parque y eso me reconforta, no me gusta ser observada por los demás. No soy como ahora, indigente, sudada, casi desnuda, con ropas agujereada. Antes, cuando era normal, más bien apoderada materialmente, adoraba que los hombres se giran sobre sus talones para mirarme, ahora sé que esas miradas no sirven para nada”.

00pilar

Pilar publicó su primer poemario a los 17 años de edad, publicando después dos más y un cuento. Esa experiencia, ese historial como escritora, ha ido generando en ella unas habilidades y un estilo que a estas alturas, y a pesar de su juventud, se nos aparece como ampliamente pulido. Tal vez se deba a eso el que haya escrito este libro delicioso y ameno plagado de figuras literarias que deleitarán la vista y el gusto del más exigente lector. No solo juega hábilmente con dichas figuras literarias sino que, además, tiene la habilidad (imagino que por ese pasado poético del que hablo) de imprimir a su prosa un ritmo, una cadencia, que sorprende por lo efectista de la misma. Cuando digo esto me refiero también a lo que de musical hay en este texto, precisamente por ese juego rítmico que representan la poesía y la prosa poética que, aunque en este caso no llegaría a enmarcar este libro en dicho estilo, bien es cierto que tiene momentos exquisitos en que se acerca mucho a la prosa poética debido, insisto, al ritmo que la autora imprime en buena parte de su escritura.

Habían venido todos a casa: amigos, familiares, conocidos, pero no me había derrumbado. Algo en mí había cambiado. Comprendí que la familia te visita por obligación, que la familia en realidad es una tapadera que no tiene límites de verdad. Al menos en eso se había convertido la mía“.

“Una realidad ficticia” es, por tanto, la primera novela de Pilar. Es una novela emotiva, conmovedora y emocionante. El suspense y la tensión que produce, durante la lectura, saber algunos datos que los protagonistas aún no conocen y estás deseando que descubran, te impulsa a seguir leyendo. El robo de bebés y la indigencia se entremezclan en esta obra de crítica social e intriga. Construida con las diferentes voces de cada uno de los personajes nos acerca, desde los puntos de vista de cada uno de los protagonistas de esta realidad no tan ficticia, al problema de las tramas ilegales de adopción y las consecuencias reales que estas tienen sobre las personas implicadas.

“Me levanto sin decir adiós, despacio, sin hacer ruido y me voy con la oscuridad, no con la oscuridad de la noche, me voy con la oscuridad misma.

(…)

No puedo reprimir sentirme egoísta cuando giro la llave en el interior de la cerradura y ese clic resuena. Jamás me había fijado en ese clic, en ese pequeño detalle que lo cambia todo, en ese instante que diferencia tu condición. No había percibido cómo el mecanismo baila y se une para decirte: «Bienvenida a casa» en ese diminuto y casi inaudible clic cuando tienes la cabeza llena de suciedad banal. Me descalzo con tanta ansia que no espero a cerrar la puerta a mi espalda. Tras ello va el resto de la ropa que huele a miedo, sudor, dudas y frío. De todo ello se llena el ambiente”.

cof

Sin duda, una lectura recomendable y muy correcta. No dejéis de leerla.

Ficha técnica:

Editorial: Libros indie

ISBN: 978-84-949347-0-4

Edición: Primera edición

Formato: Papel

Género: Novela negra, de intriga y crítica social.

Traducción: No procede

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s