Pedante

Accedo a una fonda a horas intempestivas. La concurrencia es harto elevada y heterogénea. En la barra, un vulgar caballero con unos quevedos elaborados y montados sobre una sustancia elastómera, luciendo una sayuela ornatada con misceláneos capullos y brotes y unas patillas algo imprecisas y vagas, litiga con el barman. Este, fundamentado en el estadio dipsomaniaco que transita aquel, objeta dispensarle nuevas libaciones espirituosas y el embriagado despedaza su receptáculo o cáliz contra la repisa de servicio, contingencia que antecede a su inmediata extracción del figón por los supervisores del tugurio.

La ulterior jornada, al alba, mientras aguardo el subterráneo en Callao para acudir al ejercicio de mi profesión, diviso al idéntico y mero espécimen yaciendo sobre un escabel del muelle. En el firme su calzado y en sus inferiores extremidades unas medias atomizadas que exteriorizan sus sendos y orondos dedos. La turba pretende salvaguardarse distanciada de tal dechado a la par que sus insignes miembros musitan entre ellos divulgando las vanas deducciones que sobre él han inferido.

Relato perteneciente a mi proyecto: Ejercicios de estilo.

Resto de ejercicios pinchando aquí.

img_20190526_1857236490562991804314403.jpg

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s