El colmo de Justa y Rufina.

Ironías del destino…

La Estrella de 8 Puntas

Justa y Rufina eran hermanas, alfareras y residentes en Triana, en la antigua Hispalis.

Cristianas primitivas, cuentan que se negaron a participar en la colecta cuando una procesión de la diosa Salambó pasó por la puerta de su taller. Algunas versiones hablan incluso de un serio enfrentamiento con los procesionantes en el que las hermanas alfareras llegaron a derribar la imagen de Salambó llevadas por su celo iconoclasta y su repulsa a la idolatría.

A causa de esto fueron las dos apresadas, juzgadas y echadas a los leones, según unos relatos. En otros se cuenta que fueron atadas a postes y quemadas vivas. Como siempre, todo muy confuso. El caso es que se convirtieron en mártires.

Quién les iba a decir que acabarían ellas mismas encima de un paso, siendo paseadas por las calles, frente a otras puertas de gente que, al igual que les sucedía  a ellas no quieren…

Ver la entrada original 65 palabras más

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s