Apóstrofes

Bar de copas, déjame entrar dentro de tí, pasada la medianoche. Gente, llenáis este local con vuestra variedad. Barra, que sujetas a un tipo con gafas de pasta, camisa de flores y patillas algo difusas, ¿cómo le permites discutir con el camarero? Paco, experto camarero que observas el estado de embriaguez del borracho, gracias por negarte a servirle más bebidas alcohólicas. Borracho, ¿por qué rompes un vaso contra el mostrador? Controladores de acceso, llevaos a ese alborotador fuera del local.

Metro, ven pronto a por mí, que tengo que ir a trabajar. Te espero en la estación de Callao, temprano, al día siguiente de mi incursión nocturna en el bar. Oh, banco del andén, ¿cómo eres tan dócil que sujetas al borracho de ayer y das sustento a su sueño? Borracho, ¿para qué dejas tus zapatos en el suelo y enseñas los dedos gordos de tus pies a través de tus calcetines agujereados? Pasajeros que esperáis vuestro tren, ¿qué os ha hecho ese pobre infeliz para que os alejéis de él a la par que sobre él murmuráis?

Relato perteneciente a mi proyecto: Ejercicios de estilo.

Resto de ejercicios pinchando aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s