Sergio Reyes Puerta

Octubre, según Valle-Inclán

Comenzamos esta noche de octubre, en la madrugada del primero de mes, con el maestro del esperpento, mi admirado gallego don Ramón María del Valle-Inclán. Ahí va el poema ambientado en noches como esta:

Rosa de pecado

¡E1 gato que runfla! ¡La puerta que cruje!
¡La gotera glo-glo-glo!
¡Solos en la casa! A la puerta ruge
la bestia abortada cuando nací yo.

¡La Noche de Octubre! Dicen que de Luna,
con un viento recio y saltos de mar:
bajo sus estrellas se alzó mi fortuna,
mar y vientos recios me vieron llegar.

¡La Noche de Octubre! ¡Mi muerte anunciada!
¡Noche mía, abierta entre Tierra y Sal!
Revistióse el mago la veste estelada,
desnudo un gigante, sopló el caracol.

La bestia a la puerta brama estremecida,
en sus ojos queda la noche otoñal
y lejana, aquella noche de mi vida,
con sus dos caminos. ¡Y seguí el del mal!

¡Me llamó tu carne, rosa del pecado!
Solos en la casa, desvelado yo,
la Noche de Octubre, el mar levantado…
¡La gotera glo-glo-glo!

Ramón María del Valle-Inclán

Espero que os haya gustado este poema, tan nocturno como bonito.

Hasta la próxima.

2 comentarios en «Octubre, según Valle-Inclán»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: