Efemérides del Rey Lobo 1: Enero sobre portada Mursiya El Pintor del Rey Lobo

Efemérides del Rey Lobo 1: Enero

No dudes en compartir

«Cada cosa a su tiempo y las bellotas en enero»

Os traemos aquí, tras leer y analizar la novela de Sergio Reyes «Mursiya. El pintor del Rey Lobo«, algunas fechas relevantes. Es una especie de efemérides del Rey Lobo 1 (la numeramos ya que habrá más). En este caso, puesto que estamos en enero, hemos seleccionado algunos sucesos acaecidos en tal mes. Por eso mismo iniciamos el artículo con la cita de un dicho de la época, extraído del refranero andalusí sobre las bellotas y el tiempo y que también aparece en algún momento de esta obra.

Ah, publicar esta entrada hoy jueves 27 de enero no es casual ni baladí. Veámoslo a continuación:

Tratados y algunos sucesos relevantes

Y es que, si esta entrada se publica hoy es porque el 27 de enero de 1149 es una de las fechas que se atribuye a uno de los muchos pactos que el Rey Lobo rubricó.

Tratado del Rey Lobo con Pisa y otras repúblicas italianas

Sí, Muhammad ibn Mardanish firmó un tratado con la Comuna o República de Pisa, aunque los historiadores no terminan de ponerse de acuerdo en la fecha. Algunos lo sitúan en 1149 y otros en 1150 d.C. y también hay dudas con el día. 16 y 27 de enero son las fechas barajadas por distintas fuentes (Gaspar Remiro, por ejemplo, se inclina por el día 27 en 1149 y Alfonso Robles por el 16 en 1150). En «El pintor del Rey Lobo» se lo sitúa en 1149. Tras este tratado, si es que fue en dicho año, vendría otro con Alfonso VII, pero hablaremos de ello en febrero. Por cierto, poco después, en junio de 1149, también pactaría con los genoveses.

Veamos antes, en una imagen, la situación aproximada de parte de Europa y África en los años 50 del siglo XII (téngase en cuenta que los territorios van sufriendo variaciones a lo largo de la década).

Mapa elaborado por Sergio Reyes para la Efemérides del Rey Lobo 1 (enero) con la situación aproximada en los años 50 del siglo XII
Mapa de Sergio Reyes Puerta de la situación aproximada en los años 50 del siglo XII

Algunas condiciones de los pactos mardanisíes con pisanos y genoveses

Las fuentes consultadas dicen que en este tratado con los pisanos, así como en otros firmados con los genoveses, por ejemplo se acordó, entre otras, liberar a algunos prisioneros capturados por las galeras. También se prometía en este acuerdo proteger a los náufragos, respetar a los mercaderes y naves de Pisa y conceder fonda y baño a Valencia y Denia. Veamos aquí un fragmento del firmado con Génova:

«Ha venido aquí proponiendo y estableciendo un plazo de hasta diez años de seguridad. Comienza lo escrito en este acuerdo: «por mar y por tierra, en todas sus tierras hasta el límite de su dominio». Sobre lo que Abu Abd Alah [Muhammad ibn Sad ibn Mardanish] y todos sus hombres acuerdan la paz con todos los hombres de Génova, en cuanto tienen bajo su postestad, donde quiera que vengan, por mar o por tierra, siempre que todos los hombres de Génova mantengan la paz (…) Por esta paz todos los hombres de Génova que están en Almería y en Tortosa no ofenderán de ningún modo a los hombres hombres de la tierra del rey (…). Ha ordenado también el rey atribuir a estos hombres de Génova dos fondas en propiedad (…), una en Valencia y otra en Denia (…), y un baño, gratis un día cada semana, en todas sus tierras».

Una de las traducciones del Tratado Rey Lobo – Génova de 24 de junio de 1149

Conflictos marítimos y licencias literarias

Efectivamente, a pesar de los pactos los conflictos marítimos eran frecuentes (y esto hace suponer que Muhammad ibn Mardanish había de disponer de una importante flota). Varios episodios históricos dan cuenta de ello, como uno en el que unas naves andalusíes capturan en Alejandría una galera genovesa. Los pisanos logran recuperarla y sabréis lo que hacen con ella cuando leáis «Mursiya. El pintor del Rey Lobo». Algunas fuentes lo sitúan en junio de 1161 d.C. aunque otras parecen atribuir a este episodio la causa de la firma de los pactos con los genoveses en junio de 1149.

En la novela que aquí analizamos y según nos cuenta el propio Sergio Reyes, el autor se toma una pequeña licencia literaria. Así, este suceso se lo cuenta un personaje a otro en enero de 1162, aunque hubiera ocurrido unos meses antes, en junio de 1161 d.C. (si damos por válida dicha fecha de entre las barajadas por las fuentes).

Otros pactos casi ajenos a Muhammad ibn Mardanish

Pero el pacto del Rey Lobo con pisanos no es el único acuerdo que se firmó un 27 de enero. Dos años después y con otros actores bien distintos, el 27 de enero de 1151 d.C., se rubricó en el castillo de Tudilén el conocido como tratado de Tudilén o Tudején. Los firmantes fueron el rey don Alfonso VII de Castilla y León y don Ramón Berenguer IV el Santo (conde de Barcelona y regente de Aragón) y, en realidad, trataban de reactivar el tratado de Carrión (de 22 febrero 1140). Con ambos acuerdos, aragoneses y castellano-leoneses pretendían repartirse Pamplona y sus tierras (la futura Navarra), especialmente tras la muerte del rey García Ramírez en noviembre de 1150.

Panorámica de los restos del castillo de Tudején para Efemérides del Rey Lobo 1

Pero NO SOLO afectaría a la futura Navarra este pacto, sino que también tendría influencia sobre Murcia y el Levante andalusí. Por eso este apartado titula «casi ajenos» en su encabezado, puesto que aborda lo que harán con el emirato de Muhammad ibn Mardanish según lo vayan conquistando. Castellanos y aragoneses establecieron así, en este acuerdo, la forma de repartirse estos territorios cuando los conquistaran. Y esas decisiones, por supuesto, tendrían importantes consecuencias en lo que ocurriera en las relaciones entre el Rey Lobo y los cristianos españoles a lo largo de la Historia y, por supuesto, de «Mursiya. El pintor del Rey Lobo». Por eso, Sergio Reyes dedica unas páginas de la novela a hablar de este significativo aunque poco conocido tratado.

Y, además, aquí os dejamos algunas fotos que el autor tomó durante su estancia en las ruinas de dicho castillo.

Y alguna efemérides del Rey Lobo 1 más

Dejando aparte pactos y tratados, un personaje real de los que se nombran varias veces a lo largo de esta obra, también debe ser referenciado aquí. El conocido como el Caracaballo, Muhammad ibn al-Faras, renunció, efectivamente, a uno de sus cargos en enero 1152 d. C. (shawwal 546 H.). Se cree que su dimisión pudo deberse al clima de rebelión que se estaba gestando en Valencia, lo que lo hace regresar a Mursiya como queda documentado en «Mursiya. El pintor del Rey Lobo«. Para descubrir más detalles sobre los sucesos acaecidos por aquellas fechas en la ciudad del Turia, recomendamos la lectura de la novela.

A finales de enero de 1161 d.C. (finales de muharram de 556 H.) el califa almohade Abd al-Mumin abandona la península ibérica. Había venido a al-Andalus para pasar unos pocos meses y organizar el gobierno peninsular. Sobre su estancia en nuestras tierras tendrá buena cuenta el lector de «Mursiya. El pintor del Rey Lobo»

Efemérides del Rey Lobo 1: los cristianos también cuentan

Ya hemos visto, al hablar del tratado de Tudején (más arriba) que lo que hicieran los cristianos tendría influencia, de una forma u otra, en lo que sucediera en tierras de Muhammad ibn Mardanish. Al igual que lo que ocurría en territorio almohade y de otros actores de la época. Por eso, el protagonista de la novela procura estar bien informado sobre lo que sucede en otros lugares y lo va contando al lector.

Por ejemplo, el 1 de enero de 1158 d.C. el rey Sancho III de Castilla concedió a Raimundo Serra el señorío y tenencia de Calatrava. De este modo quedaría fundada la orden de Calatrava. ¡Pero anda! Si Raimundo Serra también es conocido como San Raimundo de Fitero. ¡Y Fitero era, en aquella época, un término perteneciente a Tudején! ¡El mismo Tudején donde se firmó el pacto un poco más arriba mencionado! Como veis, todo (o casi todo) tiene sentido en «Mursiya. El pintor del Rey Lobo». Por cierto, a lo largo de la novela podremos conocer sobre la fundación de varias órdenes cristianas que coinciden en el tiempo con el reinado de Muhammad ibn Mardanish.

Estas curiosas coincidencias quedan recogidas en el siguiente mapa:

Mapa elaborado por Sergio Reyes para la Efemérides del Rey Lobo 1 (enero) resumiendo el papel de Tudején y Fitero en la península ibérica durante los años 50 del siglo XII
Mapa elaborado por Sergio Reyes resumiendo el papel de Tudején y Fitero en la península ibérica durante los años 50 del siglo XII

Y más lejos todavía…

También en enero de 1158 d.C. el rey Sancho III de Castilla devolvió a Sancho VI de Navarra varias plazas que en su día le arrebatara el difunto Alfonso VII. Aunque algunas fuentes son contradictorias, entre las devoluciones figurarían Artajona, Larraga, Cebror, Olite y Miranda de Ebro. Por cierto, ya que lo nombramos: se cree que Sancho VI de Navarra (al que la Historia apoda como «el Sabio») estuvo de visita en Mursiya. Sergio Reyes os cuenta en qué ocasión se cree que pudo suceder a lo largo de la trama de «Mursiya. El pintor del Rey Lobo» (no fue en enero).

El 21 de enero de 1160 d.C. (10 de muharram de 555 H.) los almohades arrebataron la plaza africana de al-Mahdiyya al rey Roger II de Sicilia. También de este rey cristiano tendréis noticias quienes leáis la novela. Aunque en las fuentes hay poca documentación al respecto, parece que también hubo acuerdos y comercio entre Sicilia y el emirato de Muhammad ibn Mardanish.

Y, aunque este no se refleja en el libro, el 10 enero de 1168 hubo un terremoto en Pisa que los expertos calculan en unos 4,6 grados Ritcher. Sí se nombran otros sismos en la novela, como el de Toledo o uno cercano a Córdoba (de los que ya daremos cuenta en la correspondiente efemérides mensual), pero no este. De todos modos queríamos dejar constancia de este hecho ya que cierta parte de la trama transcurre en Pisa.

Más allá del mismísimo Rey Lobo

Incluso a través del epílogo de «Mursiya. El pintor del Rey Lobo» se dejan caer algunos datos interesantes acaecidos tras el fallecimiento de Ibn Mardanish. Como, por ejemplo, la muerte de Fernando II de León, acaecida en enero de 1188 d.C. Y si resulta interesante este hecho es porque su sucesor, Alfonso IX de León, tendría la culpa (poco después, pero no en enero) de la creación del primer testimonio documental conocido (según la UNESCO) del sistema parlamentario Europeo. ¡Una auténtica joya de nuestra Historia!

Os dejamos aquí el último mapa del día: un resumen de los principales eventos comentados en lo que va de artículo. Ahí va:

Mapa resumen de eventos sucedidos en diferentes eneros del siglo XII elaborado por Sergio Reyes

Efemérides del Rey Lobo 1: nacimientos

En enero o febrero de 1111 d.C. nació Abd al-Rahman ibn Hubays, uno de los personajes que intervienen, en algún momento, en «Mursiya. El pintor del Rey Lobo».

Aproximadamente en enero de 1126 d.C. nacería en Córdoba Ali ibn al-Murji. Este personaje también tiene un pequeño papel en la novela, pues fue el encargado de plantar cara al Rey Lobo en uno de los asedios de Sevilla. Como consecuencia de su proceder, Abu Yaqub Yusuf se sintió afrentado y… hasta ahí podemos leer.

Efemérides del Rey Lobo 1: fallecimientos

El viernes 7 de enero de 1149 d.C. (24 de shaaban de 543 H.) falleció en Granada Yahya ibn Yahya, uno de los grandes jefes del imperio almorávide en al-Andalus. Uno de sus secretarios, que había escrito una carta contra el Rey Lobo, fue después cadí de Denia para el mismo Rey Lobo. ¡Vueltas que da la vida! En cuanto a Yahya, su papel no fue pequeño en la lucha contra los almohades y parece que influyó mucho en la creación de la taifa de Alcalá la Real, por ejemplo.

A principios de enero de 1158 d.C. (principios de dhu al-hijja de 552 H.) murió, sobre los sesenta años de edad, un cadí. Ejercía este en la zona de Orihuela y se llamaba Muhammad ibn Saf ibn Masud al-Ansari. En la novela fallece en prisión, si bien las fuentes tan sólo especifican que expiró apartado ya del cadiazgo. Esto puede implicar diversas posibilidades como, por supuesto, la de que hubiera sido apartado del mismo por la comisión de algún delito (licencia literaria, aunque plausible, que se toma Sergio Reyes en este caso).

En enero de 1171 d.C. (yumada I de 566 H.) fue asesinado a traición Tariq ibn Musa ibn Tariq, pariente de Ahmad ibn Yahhaf al-Maafiri. Este personaje valenciano tiene varias intervenciones pequeñas a lo largo de la novela que pudieron ajustarse a la realidad. El autor tiene su hipótesis sobre este crimen, la cual deja caer a través de la boca del pueblo en las páginas de «Mursiya. El pintor del Rey Lobo».

En resumen

Estos son tan sólo algunos de los sucesos y eventos realmente acaecidos en los diferentes meses de enero del siglo XII. Pero con esto ya se puede intuir cómo funcionan las interconexiones históricas entre reinos y sucesos, como la ejemplificada relación entre Fitero y la Orden de Calatrava y el futuro reparto del Levante andalusí entre cristianos. Conexiones que el autor ha intentado recoger a lo largo de su libro, aunque puedan pasar desapercibidas como tales.

También hemos visto algunos tratados que hoy consideraríamos como internacionales y hasta hemos hablado de terremotos medievales. No dejan de ser efemérides del Rey Lobo 1 que conviene recordar, porque conocer la Historia (con sus limitaciones) siempre es bueno. Y, en este caso, nos permite saborear mejor la lectura de «Mursiya. El pintor del Rey Lobo».

Hasta la próxima, que será en febrero.

¡Ah! Para saber más sobre las fuentes
bibliográficas en que me he inspirado
para escribir esta novela histórica
podéis pinchar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos
ResponsableSergio Reyes Puerta +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.