Efemérides del Rey Lobo 12: Diciembre sobre portada Mursiya El Pintor del Rey Lobo

Efemérides del Rey Lobo 12: Diciembre

No dudes en compartir

Y regreso en este mes de diciembre a traeros, como hiciéramos en anteriores meses, algunas fechas relevantes en nuestra Historia. A partir de mi novela, «Mursiya. El pintor del Rey Lobo», os quiero brindar aquí los principales sucesos acaecidos en diferentes meses de diciembre del reinado de Muhammad ibn Mardanish. Os presento así otra publicación (la última) de efemérides del Rey Lobo 12.

De momento, os dejo un mapa de las localizaciones sobre las que después hablaré:

Ciudades o parajes que se nombran en la efemérides del Rey Lobo 12 correspondiente a los diciembres del siglo XII

Efemérides del Rey Lobo 12

Terminamos las efemérides del Rey Lobo 12 con esta entrada. En esta ocasión, como corresponde al número 12, me centraré en los diciembres del siglo XII. Empiezo, como siempre, con lo más relacionado con el Rey Lobo. Aviso: el invierno no le sentaba bien a Muhammad ibn Mardanish, así que esta vez seré más breve que nunca. Vamos al lío:

El Rey Lobo se rinde en Tortosa

El 30 de diciembre de 1148 cayó Tortosa en manos del Berenguer, ayudado este por Armengol de Urgel (Ermengol en algunas fuentes). Los aragoneses habían cercado la ciudad durante un tiempo (y, de hecho, llegaron a Mursiya muchos refugiados de Tortosa). Y, al final, Muhammad ibn Mardanish, como narro en mi novela, acabó por rendir la ciudad y entregarla.

El Rey Lobo pierde uno de sus mejores presidios (efemérides del Rey Lobo 12)

En diciembre de 1153 el Rey Lobo vio caer la escarpada Ciurana. Allí, en tan incomunicado lugar de la sierra de la Gritella, el Rey Lobo tenía uno de sus mejores presidios y, además, la plaza le servía de control de la zona. Fue don Ramón Berenguer IV el que se la arrebató, señalándose en dicha toma un barón considerado como muy principal, un tal Beltrán de Castellet.

Fue también el último reducto musulmán en territorio catalán. Además, como es natural, la toma cristiana de Ciurana supuso para el Rey Lobo la perdida del control de aquella lejana sierra.

Sucesos del Rey Lobo acaecidos en meses de noviembre del siglo XII, mayoritariamente durante el gobierno de Muhammad ibn Mardanish para la Efemérides del Rey Lobo 12

NOTA sobre las efemérides del Rey Lobo 12 y restantes

Recordad que en las efemérides del Rey Lobo 12 y restantes os mostramos los sucesos de los que, al menos, conocemos el mes. Por tanto, no es una efemérides exhaustiva al uso. Hay muchos eventos y sucesos de los que sólo se sabe el año (y a veces ni eso). Este tipo de datos históricos no solemos recogerlos en este recopilatorio, dadas las características mensuales del mismo.

Para tener un listado más completo y exhaustivo de lo sucedido en tiempos del Rey Lobo os remito a Mursiya El pintor del Rey Lobo. En unas tablas, al final de la novela, hago una recopilación exhaustiva (ahí sí) con todo lo que he podido encontrar sobre lo acaecido durante su reinado, especialmente en sus territorios. También podéis remitiros a la bibliografía que enlazo al final de esta efemérides del Rey Lobo 12 y, a base de consultar referencias, construir vuestra propia efemérides exhaustiva.

Quizás la mejor forma de saber todo lo acaecido durante el reinado de Muhammad ibn Mardanish, sea combinar las tablas recopiladas en mi novela (que sólo hablan del año, sin especificar mes) con las 12 efemérides recogidas en esta web, de manera que podáis fecharlas con mayor exactitud.

Después de esta aclaración, continuo con las efemérides del Rey Lobo 12 y me enfoco ahora en la parte almohade.

Los almohades en la efemérides del Rey Lobo 12

Con los almohades me sucede como con el Rey Lobo. En diciembre poco hay que pueda destacar (y encima todo es perjudicial para Ibn Mardanish), pero vamos a ello:

Los almohades recuperan Carmona

El Rey Lobo, con la ayuda de su suegro Ibrahim ibn Hamusk, se había apoderado de Carmona en 1160. Así, como el que no quiere la cosa. Por darse el gusto de meterle miedo a los almohades acechando su capital andalusí, la cercana Sevilla.

Pues bien, después de un largo asedio y con la ayuda de un traidor, los almohades arrebataron Carmona al Rey Lobo y su suegro el 30 de diciembre de 1161. Capturaron al encargado de su defensa: el cadí o alcaide que respondía al nombre de Ibn Abi Yafar. A este hombre se lo llevaron a Sevilla donde le aplicarían la pena correspondiente (tal y como explico, brevemente, en mi novela).

La debida purificación almohade

Por supuesto, como para los talibanes del siglo XII (los almohades) el Rey Lobo y sus gentes eran poco más que puercos y perros, tenían que hacer algo al respecto. Así que, una de las primeras medidas, una vez recuperada Carmona, fue purificar la mezquita de las impurezas dejadas por ellos. Así se recoge en las crónicas (de otras ciudades y lugares no he encontrado nada sobre si hacían estas purificaciones, aunque debemos suponer que sí) y así lo cuento en mi obra.

Comienzan los enésimos preparativos… (efemérides del Rey Lobo 12)

Bueno, aunque ese título sería aplicable a muchos momentos de los 25 años de gobierno mardanisí, me estoy refiriendo ahora a diciembre de 1162. Así, en dicha fecha, el califa Abd al-Mumin comenzó a preparar, tal y como afirmo en El pintor del Rey Lobo, el nuevo ejército de refuerzo que le habían pedido sus hijos. Si no me falla la memoria fue concretamente Abu Said Utman, gobernador de Granada, quien escribió la carta solicitándolo, tras su fallido asedio reciente del Jaén mardanisí.

Os dejo un escueto mapa con los sucesos almohades a destacar en diciembre:

Sucesos de los almohades acaecidos en meses de diciembre del siglo XII, mayoritariamente durante el gobierno de Muhammad ibn Mardanish para la Efemérides del Rey Lobo 12

También os dejo un mapa conjunto de sucesos almohades y del Rey Lobo:

Sucesos de los almohades y Muhammad ibn Mardanish acaecidos en meses de diciembre del siglo XII, mayoritariamente durante el gobierno del referido emir murciano

Los cristianos en la efemérides del Rey Lobo 12

Y, para terminar con esta efemérides del Rey Lobo 12, veamos ahora algunos sucesos por el lado cristiano. Sin ser mucho más prolíficos que los almohades y mardanisíes, parece que al menos a ellos el frío no los paralizaba tanto.

Alfonso VII contra Jaén y Córdoba (efemérides del Rey Lobo 12)

Según las crónicas, en 1150, Alfonso VII, acompañado del rey García Ramírez y de Armengol de Urgel, recorrerían parte de al-Andalus. Aprovecho este hecho para contaros alguna anécdota relacionada con el proceso de documentación y escritura.

Hay una carta (en el cartulario de Nájera) escrita en febrero de 1151 hablando de un reciente ataque a Córdoba. Además, consta en las fuentes que el 25 de diciembre de 1150 hicieron un amago contra Jaén. Es en el fuero de Avilés donde aparece esa fecha tan concreta. Por todo ello cabría suponer (y así lo encontré en algún sitio) que los ataques a Córdoba pudieran ser también, por cercanía, en diciembre. Quizás empezaran un poco antes o se prolongaran hasta enero, pero al principio no encontraba datos que lo corroborasen.

Lo que sí encontré, nuevamente, fue una importante contradicción que me puso en alerta.

Las típicas contradicciones

Como suelo explicar en efemérides del Rey Lobo 12 y otras, las fuentes a veces se contradicen. Quizás en más ocasiones de las que nos gustaría. En este caso la contradicción era bastante flagrante, pero es que la primera noticia que había tenido sobre todo esto fue en Internet. Ya sabéis, ese mundillo donde cualquiera puede escribir lo primero que se le ocurra… Por eso siempre busco y trato de corroborar cualquier dato que pueda encontrar en redes en las fuentes históricas.

Bueno, más arriba he dicho que la Historia nos hablaba de que estas correrías andalusíes de Alfonso VII serían en compañía de García Ramírez y Armengol de Urgel. Hasta ahí sería todo normal, si no fuera porque las fuentes parecen estar bastante de acuerdo en que el rey García Ramírez falleció el 21 de noviembre de 1150. Esto último ya lo conté en la anterior efemérides. Y el primer dato que yo había encontrado sobre aquellos ataques, en aquella primera búsqueda por Internet, hablaba de diciembre.

¿Otra vez un zombi?

No es que yo crea ni deje de creer en zombis. Pero me pareció poco probable que un rey navarro muerto cabalgase, un mes después de su óbito, por las cercanías de Jáen y Córdoba. ¡Me cuesta creerme hasta lo del Cid (ya sabéis la leyenda y si no la conocéis los personajes de mi novela la comentan una noche de febrero en el castillo de Zorita)! ¡Como para tragarme lo de García Ramírez!

En fin, parecía otro de esos casos (como los que os contaba en otra efemérides del matrimonio entre Urraca y Álvaro el Calvo) de zombificación histórica. Es decir, cuando unas fuentes matan a alguien en una fecha y otras fuentes te lo muestran vivo varios años después. Aunque, en este caso, era sólo un mes.

Al final aparece la verdad

Aunque alguna fuente histórica hablaba del 25 de diciembre de 1150, y esta fecha parece fiable al venir del fuero de Avilés, alguien en Internet mezcló churras con merinas y había incluido en esas correrías a los mismos que asediaron Córdoba. Por este motivo yo, en el primer borrador de El pintor del Rey Lobo (ediciones Dokusou), acabé situando estas acciones en el verano de 1150. Me resultaba más creíble ya que, entre otras cosas, los inviernos no solían ser épocas de muchos ataques. Aunque se daban, por supuesto, pero se evitaban en la medida de lo posible. Y, además, así conseguía no tener que meter en lid a un falso resucitado.

No tardé en encontrar en las fuentes fiables, las históricas, datos que desmontaran lo de aquella página web que en primer lugar encontré. La Historia hablaba de que el ataque a Córdoba habría sido en verano. Así que mis apreciaciones primeras no iban tan desencaminadas y me centré (aún más de lo que ya lo hacía) en libros y artículos serios.

Cuidado con Internet (moraleja)

Cuento esto a modo de ejemplo de la importancia de evitar o, al menos, poner muy en duda, lo que se encuentra por páginas web de Internet. Vaya, quizás sea tirar piedras sobre mi propio tejado (véase estas efemérides), pero al César lo que es del César. Las fuentes históricas suelen ser más fiables que las redes y mucho más que los teóricos de la conspiración. Que sí, que molan mucho esas conspiraciones, pero siempre que no las tomemos más en serio de lo que cada una merezca.

En mi caso, para disipar cualquier amago de duda sobre la fiabilidad de lo que cuento, dejo a vuestra disposición el listado de fuentes con las que me he documentado. Ahí podréis corroborar los datos que aporto en estas efemérides y demás entradas del blog.

Los portugueses se apoderan de Beja

Los cristianos portugueses se apoderaron de Beja en diciembre de 1162 y la mantuvieron durante unos 4 meses. Ya hablé en la efemérides correspondiente a los abriles sobre su evacuación.

Gracias a su comandante, Fernando Gunsalvi, Alfonso Enriquez de Portugal se apoderó de la Beja almohade el 2 de diciembre de 1162. Se sabe la fecha tan exacta porque consta la muerte como mártir de un defensor almohade de la ciudad en esa fecha. Se trata, aunque no aparece en mi novela, de Abu Yafar Ahmad ibn Yusuf ibn Ismail ibn Sahib al-Sala. Aunque, personalmente, pienso que esa muerte no tuvo por qué ocurrir el día de la toma de la ciudad, sino que pudo suceder en días previos, durante la defensa de la misma. Así que yo, si me preguntan, pondría la fecha del 2 de diciembre entre comillas. Por si acaso.

El traicionero acuerdo de Sangüesa (efemérides del Rey Lobo 12)

Ya adelantamos algo sobre este acuerdo en la pasada efemérides, la de noviembre. E, incluso, algo dije en mayo… Pero no vivamos del pasado (qué ironía, hablando de Historia) y vayamos al grano.

Como recordaréis, el Rey Lobo acordó en noviembre de 1168 una tregua con los aragoneses a cambio de una considerable suma anual. Dicho pacto entraría en vigor en mayo de 1169, pero nunca llegó a hacerlo. ¿El motivo? El acuerdo posterior entre navarros y aragoneses para repartirse los territorios mardanisíes.

Efectivamente, el 19 de diciembre de 1168, apenas un mes y medio después de rubricarse la tregua entre Ibn Mardanish y Alfonso II de Aragón, se firmó el acuerdo de Sangüesa. En este otro pacto, Alfonso II de Aragón y Sancho VI el Sabio de Navarra acordaron conquistar tierras musulmanas (especialmente del Rey Lobo) y repartírselas entre ellos. Impedirían así que entrase en vigor el pacto firmado por el de Jorba el anterior 5 de noviembre de 1168 y programado para el 1 de mayo de 1169

Y poco más puedo contar de sucesos cristianos de diciembre. Ni de almohades ni del Rey Lobo. Seguramente esta sea la entrada más pobre de todas las efemérides del Rey Lobo 12 restantes, pero es lo que hay. Mes frío, junto al de noviembre, en el que los movimientos escaseaban.

Os dejo, no obstante, un mapa de movimientos cristianos en este mes:

Sucesos de los cristianos acaecidos en meses de diciembre del siglo XII, mayoritariamente durante el gobierno de Muhammad ibn Mardanish para la Efemérides del Rey Lobo 12

También os dejo aquí una galería con mapas de sucesos cristianos con almohades por un lado y con Rey Lobo por otro:

Fallecimientos en la efemérides del Rey Lobo 12

Comentaré algún fallecimiento que ilustra algunos de los eventos históricos de la época o la vida de algún personaje más o menos relevante. También desnudo un poco mi manera de trabajar a la hora de crear ficción histórica, tal y como hice más arriba al hablar de las fuentes de Internet. O como he venido haciendo a lo largo de otras efemérides anteriores, en las que he contado cómo creo algunos personajes o cómo resuelvo disyuntivas varias.

Venga, al lío:

Un anciano cadí y las licencias literarias

El 11 de diciembre de 1152 falleció en Valencia el anciano cadí Ahmad ibn Yahhaf. Este personaje tiene un papel residual en mi novela, pero no por ello menos importante, ya que estaba en Valencia cuando se produjo cierta rebelión.

En mi novela, además, afirmo que muere en la cárcel. Hay algo de licencia literaria en esto. Veamos.

El trabajo del escritor de novela histórica

Las fuentes dicen que este Ahmad era cadí del Rey Lobo y que fue destituido en 1152. En 1152, además, fue la revuelta valenciana de la que ya hablamos en una anterior entrada de personajes reales. Ahí entra la lógica en juego y, claro, si coincide una revuelta y una destitución pueden pasar dos cosas:

a) Que estuviera implicado con los rebeldes y el Rey Lobo lo destituyera o, incluso, que por haber sido destituido, en venganza, instigara a los descontentos a la rebelión.

b) O que los rebeldes, una vez tomado el poder en Valencia, lo destituyeran por mantenerse fiel al Rey Lobo.

Estudiar, analizar, pensar y decidir sobre asuntos como estos es parte del trabajo del escritor de novela histórica.

¿Qué decisión debía tomar yo?

Como no encontraba información más profunda que explicase su posición ideológica en esos días, seguí indagando. Descubrí que Ahmad muere a final de año, cuando Valencia ya volvía a ser del Rey Lobo. Cabe pensar que si se mantuvo fiel a Ibn Mardanish, este lo habría restituido en su puesto de cadí, cosa de la que no hallo noticia alguna. Por supuesto, puede ser que estuviera muy enfermo y esa restitución fuera imposible y, finalmente, la enfermedad lo matara. Esto justificaría un hipotético rechazo a los rebeldes.

Pero yo tenía que optar por una situación u otra y me incliné por pensar que se unió a los rebeldes (o que los instigó). En caso de que así hubiera sido, lo lógico sería que el Rey Lobo lo encarcelara una vez recuperada Valencia. Y, debido a su avanzada edad y las previsiblemente lamentables condiciones presidiaras de la época, Ahmad ibn Yahhaf moriría en prisión.

Así lo hice. Esta es, pues, la licencia literaria que me tomé con un personaje cuya biografía encontré incompleta y, como la de tantos otros, tuve que completar.

Ah, también era hijo de un mandamás quemado

Sí, es cierto lo que comentan en la novela los personajes de mi novela al hablar de Ahmad ibn Yahhaf. Es verdad que era hijo del que fuera arraez valenciano en la época en que el Cid conquistó Valencia. Y, aunque no lo afirman con rotundidad, los historiadores creen que, aún siendo niño, pudo ser testigo de cómo los cristianos quemaban a su padre. Ya se sabe lo crueles que podían llegar a ser las gentes de aquella época (no mucho más que las de hoy en día, por cierto), tanto en un bando como en el otro, así que tal vez permitieran o incluso obligaran a este chaval a contemplar aquella ejecución. Aunque no he encontrado en las fuentes certeza absoluta de esto último.

Muhammad ibn Saf ibn Masud

Muhammad fue cadí de Orihuela en tiempos de su tocayo, Muhammad ibn Mardanish. En diciembre de 1157 (alguna fuente habla también de enero de 1158) falleció, apartado ya del cadiazgo.

Aquí también tiro de lógica y licencias literarias. A partir de los datos anteriores, que son reales y documentados, tuve que reconstruir parte de su vida. Os mostraré cómo (AVISO: intentaré destripar lo menos posible, pero os advierto que desvelo cositas que quizás prefiráis descubrir leyendo mi novela y no aquí).

Rellenando lagunas

Cabe suponer que Muhammad sería nombrado cadí por el juez supremo Ahmad ibn al-Hallal. De esto tendríamos muchísima certeza, pues por esa época este señor ostentaba la capacidad de nombrar a los jueces del emirato mardanisí. Así que, es probable que Muhammad ibn Saf estuviera mejor relacionado con el banu al-Hallal que con Ibn Mardanish.

Puesto que muere al poco tiempo de la caída en desgracia del banu al-Hallal y, según las fuentes, para entonces Muhammad ibn Saf ya había sido apartado de la judicatura, es factible establecer una posible relación directa de causa y efecto. ¡Quizás estaba implicado en el lío del que se acusó al juez supremo!

No deja de ser una película que, como escritor de novela histórica, me monto a partir de los datos reales de los que dispongo. Y es que esto, lo de cubrir lagunas de la Historia, hay que hacerlo demasiado a menudo. Lo hacen, incluso, los historiadores, con más razón los novelistas.

Por todo ello, en El pintor del Rey Lobo, hago que Muhammad ibn Saf muera en prisión. También hago que sea capturado cuando se detuvo al juez supremo, pero esos detalles los descubriréis leyendo El pintor del Rey Lobo.

Abu Yahya al-Yasa ibn Hazm

Es un personaje muy secundario, un extra si acaso, que apenas nombro de pasada en El pintor del Rey Lobo. Sí que tiene algo más de relevancia en otra novela que tengo guardada pendiente de publicar. Por eso quise que se hablara de él en El pintor del Rey Lobo.

Tan solo diré aquí que era historiador pero que, como tal, actualmente se le considera poco fiable. Vivió en Mursiya y tierras mardanisíes algún tiempo y sobre 1164 o 1165 se largó de al-Andalus. Quizás por miedo. El caso es que llegó a formar parte de la corte de Saladino, ¡tan bien se le daba comerle el coco a los poderosos!

El caso es que murió en Egipto, varios años después que el Rey Lobo. Concretamente, el 20 de diciembre de 1179.

Estos datos se comentan en algún momento de El pintor del Rey Lobo y deseaba que quedara constancia de lo real de los mismos, aprovechando que conocemos la fecha de su fallecimiento.

El Escribano también murió más allá de la efemérides del Rey Lobo 12

Otro personaje totalmente murciano que sobrevivió varios años al Rey Lobo fue este al que me refiero ahora. Abu l-Riyal ibn Galbun, al que apodo el Escribano en El pintor del Rey Lobo, falleció el 9 de diciembre de 1193. Ese apodo es licencia literaria mía, pero es cierto lo de que nació en Murcia y vivió mucho tiempo en dicha ciudad.

Gobernó Mursiya

Sólo quería aprovechar que tenemos esa fecha tan concreta, situada en diciembre, para insistir en que este personaje fue real y en su importancia posterior. Se dice de pasada en el epílogo de El pintor del Rey Lobo y es totalmente cierto: el Escribano gobernó la Murcia almohade. Después de analizar todos los datos que encontré sobre lo sucedido en Mursiya tras la muerte del Rey Lobo, deduje que fue el segundo gobernador unitario de la ciudad. Datos sobre el primero y posteriores los tenéis también en mi novela.

Algunas acciones suyas que describo en mi novela, aunque no imposibles, son una licencia literaria reforzada por otros datos históricos reales. Como que, por ejemplo, fue secretario de algún pez gordo almohade. Puesto que no creo que lo nombraran directamente gobernador de una ciudad tan importante sin haber tratado con él, deduzco que abandonaría Mursiya para unirse a los unitarios en algún momento del gobierno mardanisí. Así podría empezar como secretario antes de que confiaran en él para dirigir una ciudad. Y, por todo eso, lo tuve que obligar a hacer lo que hace en cierta batalla, aunque esto último sea medio inventado.

Y hasta ahí puedo leer.

Yahya ibn Muybar

Considerado el mejor poeta de su tiempo en al-Andalus, Yahya ibn Muybar murió en Marrakech en diciembre de 1191 o 1192. Tampoco se ponen de acuerdo las fuentes con el año ni con el día. Algunas lo matan el 28 de diciembre de 1191, como si de una inocentada se tratara. Otras se lo cargan el 16 de diciembre de 1192. Al menos estas últimas son más generosas y le dan casi un año más de vida.

Muy cercano al Rey Lobo

Aunque muriera en Marrakech tenía un pasado muy ligado a Muhammad ibn Mardanish. De hecho, nació en Hornos de Segura entre 1139 y 1141 y, ya de niño, su familia se instaló con él en Mursiya. En Murcia, por tanto, se crio y se educó en tiempos, precisamente, del Rey Lobo. De hecho, algunas fuentes afirman que era cercano al emir murciano y que, por lo visto, le dedicó alabanzas en verso.

Y amante del poder

Sin embargo, tras la muerte del Rey Lobo, al igual que muchos otros (quizás atraídos la mayoría por el aroma del poder), se trasladó a Sevilla. Allí estaba la capital andalusí de los almohades y, por tanto, los principales gobernantes. Ligado desde entonces a los unitarios acabó, como dije más arriba, muriendo en la capital del califato, Marrakech.

Y la efemérides del Rey Lobo 12 la publico hoy por…

Como sucediera en anteriores efemérides, el motivo de publicar esta entrada hoy, día 30 de diciembre, también tiene su explicación. Se debe a que quiero conmemorar la importancia del día 30 de diciembre en el historial Mardanisí. En este caso, por las perdidas sufridas, que podríamos considerar como heridas a su emirato.

Un 30 de diciembre perdió Tortosa.

También un 30 de diciembre perdió Carmona.

No es esto lo que más me hubiera gustado conmemorar, pero a veces los calendarios no te dejan muchas más opciones. Quizás podría haberlo publicado el 19, por el aniversario del traicionero pacto de Sangüesa, pero claro, estaríamos hablando de otra ignominia más, así que, puestos a elegir…

En resumen

Estos son tan sólo algunos de los sucesos y eventos realmente acaecidos en algunos de los diferentes meses de diciembre del siglo XII. Destaco hoy las perdidas de ciudades del Rey Lobo en manos de los insistentes aragoneses, que nunca dejaron totalmente de machacar con el martillo. Los almohades recuperan Carmona de manos de la gente de Ibn Mardanish y los cristianos firman un pacto para repartirse los territorios del Levante andalusí. Es tan oportuno que la última efemérides del Rey Lobo 12 sea una conmemoración de derrotas y perdidas que podría parecer buscado a propósito, pero os aseguro que es pura casualidad.

El siguiente mapa, por cierto, resume todo (o casi) lo que hemos estado viendo:

Sucesos del emir murciano Muhammad ibn Mardanish, de los almohades y de los cristianos, acaecidos en meses de diciembre del siglo XII, mayoritariamente durante el gobierno del primero de los citados

Más no podemos contar en esta efemérides del Rey Lobo 12 (al menos por ahora). Esperamos que os haya resultado interesante.

Muchas gracias por leernos.

¡Ah! Para saber más sobre las fuentes
bibliográficas en que me he inspirado
para escribir esta novela histórica y
esta efemérides del rey lobo 12
podéis pinchar aquí.
Texto de esta efemérides y anteriores
escrito y/o revisado por Sergio Reyes.
Imágenes y mapas por Sergio Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Sergio Reyes Puerta +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.