Sergio Reyes Puerta

Libertad

Vuela, cometa, vuela. ¡Vuela!
Vuela alto, vuela, y sé libre,
siéntete bien, sí, sé increíble,
y libre por el aire rueda.

Y si un buen levante se cuela
tan fuerte que todo te cimbre,
¡sigue! Vuela alto aunque peligren
tus fibras de papel, tu vela.

Porque ya no puedes renunciar
a la libertad de tu vuelo,
ni a tu gozo ni a tu dignidad.

Ya oficiaríamos triste duelo
si un viento raja tu libertad.
Tu libertad… nuestro consuelo.

NOTA: Aunque los sonetos son endecasílabos, me he permitido la licencia de hacer este con eneasílabos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: