Sergio Reyes Puerta

La breve

Llego tarde a un bar lleno de gente. Un tío con gafas y patillas discute con el camarero, que se niega a ponerle más copas porque va muy borracho. Se cabrea y rompe un vaso, por lo que los gorilas del local lo expulsan.

A la mañana siguiente, temprano, lo veo durmiendo en un banco del andén del metro de Callao cuando voy al curro. Sin zapatos, enseña los dedos gordos por los agujeros de los calcetines. La gente lo evita y murmuran sobre él.

Relato perteneciente a mi proyecto: Ejercicios de estilo.

Resto de ejercicios pinchando aquí.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: