Sergio Reyes Puerta

La novia gitana – Carmen Mola (reseña con pasatiempos)

La novia gitana

Carmen Mola (pseudónimo)

RESEÑA

«La línea que separa el bien y el mal es más resbaladiza de lo que a ella le gustaría»

El misterio de La novia gitana de Carmen Mola

La novia gitana de Carmen Mola es una obra de misterio. Y, para colmo, Carmen Mola es un misterio. Es un misterio porque ese nombre se corresponde al pseudónimo de alguien que quiere permanecer en el anonimato y que, aún así, o tal vez por ello, se ha convertido en un fenómeno editorial con miles y miles de ejemplares vendidos y traducciones a otros idiomas. A veces lo de publicar con un nombre falso, escondiendo la verdadera identidad del escritor/a que se esconde tras dicha denominación, es una estrategia de las editoriales para meter un libro en la lista de best-sellers. ¡Y, de hecho, a veces funciona, como es este el caso!

Otras veces, realmente se trata de una persona que quiere permanecer en el anonimato, por miles de razones plausibles, como un escritor conocido por otros géneros literarios en los que ha quedado, de algún modo, encasillado, y que se quiere adentrar en otro tipo de historias y novelas, o incluso el mismo con otros personajes. Yo  iba leyendo y se me ocurrían varios autores que podrían entrar dentro de este grupo, pero también pensaba en un policía al que le gusta escribir, lo hace bien y no quiere ponerse en riesgo profesional. Digo esto último porque detrás de Carmen Mola parece haber alguien que conoce bastante bien los procedimientos policiales, por lo que encajaría en el perfil de profesional de las fuerzas de seguridad del Estado, y ya ha habido antecedentes en el mundo de la literatura de policías que han tenido problemas en su trabajo por escribir sobre el mismo, aunque sean historias más o menos inventadas. Así que, seguimos con el misterio de quién es Carmen Mola y no sabemos si algún día se desvelará.

Portada de la novela La novia gitana de Carmen Mola

Contenido de la novela

Lo que si nos encontramos en La novia gitana de Carmen Mola es una trama de asesinato y muertes en las que hay un misterio por desvelar, un/os/as asesino/a/s —no pretendo tanto usar lenguaje inclusivo como no destriparos nada— por descubrir y una brigada policial casi secreta, la BAC, escondida en un edificio de lo más normal y que hasta los propios miembros de la policía dudan sobre su existencia. La perspectiva que la autora (o autor) de esta novela nos da sobre el trabajo policial y la realidad de los crímenes es bastante completa, hasta el punto de hacernos reflexionar sobre las trivialidades que se escuchan en tertulias de TV o radio y que, en ocasiones, pueden llegar a tener muy graves consecuencias —lo que me ha recordado también un poco a lo que ocurre en El pintor de batallas de Arturo Pérez-Reverte, por poner un ejemplo—, lo que vemos claramente en este fragmento:

Hay estrellas en el cielo, la noche de verano es cálida y embriagadora. La vida continúa ajena al drama de los Macaya. Los tertulianos de la televisión vuelven a sus casas como si nada, como si sus palabras fueran asépticas o irreales y no tuvieran ningún efecto sobre los destinos de los seres humanos. Pero hay cadáveres que esperan ser enterrados y la seguridad de que en esas calles se esconde un asesino.
(…)
Los dos se quedan en silencio, esperando, sin mucho que decirse, con los nervios propios del que quizá deba intervenir de un momento a otro. La inspectora Blanco ha tenido que venir muchas veces a los juzgados, pero nunca se había quedado fuera, viendo cómo se desarrolla la vida del barrio, una zona de Madrid que solo ha visitado por motivos profesionales, nunca personales. La presencia de los juzgados de la plaza de Castilla —insuficientes, pese a su gran tamaño— marca la vida de esta parte de la ciudad. A no mucha distancia todo cambia, por la Castellana se llega al estadio del Real Madrid y a los lujosos pisos que hay alrededor; pero si se va por la calle Bravo Murillo a Cuatro Caminos, se llega a los barrios que un día fueron de fábricas y casas bajas y hoy se han convertido en una especie de Caribe: es la zona en la que viven los dominicanos, llena de locutorios, de peluquerías que hacen alisado de cabello, de restaurantes que sirven frijoles, yuca, batata o chicharrones, de discotecas en las que solo se escucha salsa, merengue, bachata, reguetón…

Detalle de la mosca de la portada de La novia gitana

Características y moscas en La novia gitana de Carmen Mola

En La novia gitana de Carmen Mola nos encontramos con una acción trepidante, unos personajes bien perfilados y muy diferentes entre sí algunos de ellos y una sorprendente trama en la que una mosca y sus larvas hacen de las suyas. Ya os conté en su día que según Monterroso no hay escritor que se precie que en algún momento de su vida no ponga moscas en alguna de sus obras, y Carmen Mola las ha metido de lleno en su primera novela.

En fin, os hablaba de la elaboración de personajes de este autor o autora, y os pongo a continuación un ejemplo en el que podemos ver el perfil de un hombre casi derrotado. Hablo del abogado de oficio que ayudó, haciendo lo contrario de lo que a sus funciones correspondía, a encarcelar al fotógrafo con la ayuda de pruebas no muy claras, y que queda retratado en su desidia de una forma tan gráfica —y literaria— como la que en seguida podréis ver, seguido de la principal causa de encarcelación del acusado, Miguel —he cuidado mucho la selección de los párrafos para no destriparos nada—:

Jáuregui se mueve con lentitud y torpeza, como un hipopótamo cojo. De cuando en cuando se echa las manos a los riñones para darse un pequeño masaje. Zárate y Blanco no dejan de advertir el desorden de la casa. En la cocina, que se ve desde el salón hay una pila de platos sucios. La mesa está llena de papeles, algunos de ellos, en el suelo. También hay una servilleta manchada de tomate que se le caería algún día al recoger los platos. La estantería es un batiburrillo de libros apretados que ya no puede hacerle hueco a un solo tomo más. De hecho, hay dos columnas de libros al pie del mueble. Elena se fija en que hay muchos de derecho y otros que parecen de autoayuda. También de historia. Muchas novelas, no todas comerciales. Jáuregui compone la imagen de un hombre acabado, pero tal vez alguna noche se consuele leyendo a Flaubert o a Calvino.
(…)
—A Miguel le condenó no ser normal. Eso la sociedad no lo soporta. Era un hombre introvertido, solitario, que no tenía amigos. Su única relación con la gente era a través de su cámara de fotos. Yo sé que sentía verdadero aprecio por esas niñas. (…).

La Brigada de Análisis de Casos

El trabajo que desarrolla la BAC (Brigada de Análisis de Casos), compuesta por un reducido número de agentes, unido a las obsesiones de su inspectora Elena Blanco y las de un candidato a integrarla, Ángel Zárate, se entretejen con maestría introduciéndose en la cultura gitana, las dificultades de los gitanos que quieren vivir como payos y en asesinatos que cortarían la respiración de cualquiera. Los miembros de la brigada están convencidos de que atraparán al asesino/a y están dispuestos, además, a hacer trabajos que no les corresponden, a veces por motivos muy personales, como podemos descubrir en la siguiente cita:

—La brigada siempre lo encuentra, no tenemos demasiada prisa. Y no lo olvides: siempre llevamos ventaja sobre el asesino. Nosotros podemos equivocarnos veinte veces, pero si acertamos una, lo descubrimos; él puede acertar veinte veces, pero si falla una, lo descubrimos. Es una cuestión de estadística.
(…)
Elena Blanco acompaña a Sonia al Instituto Anatómico Forense. Los trabajos de los investigadores con el cadáver han terminado y ya es hora de que los familiares se hagan cargo del cuerpo. Es un momento duro y Elena lo sabe. Ella no tiene por qué estar allí en ese trance, acompañando al familiar doliente, pero quiere hacerlo. Necesita extraer información, sí, pero, además, late en ella una pulsión personal. (…) Sonia camina por el largo pasillo como una sonámbula. Ya no es una madre, aunque todavía no ha caído en esta triste conclusión.

Otro detalle de la portada de La  novia gitana de Carmen Mola

Conclusiones sobre La novia gitana de Carmen Mola

La novela negra actual se viste de obras como esta, de crímenes y criminales como los que aquí se exponen en un revoltijo de sospechas y acusaciones que dificultan al lector conocer la autoría de los crímenes hasta que el escritor/a así lo decide, lo que convierte a esta obra en referente imprescindible para los amantes del género negro.

Quién está detrás del nombre de Carmen Mola es también parte del misterio que envuelve la obra del autor o autora (yo apostaría por autor, policía de profesión que prefiere no meterse en líos con sus superiores gracias al anonimato que le confiere usar pseudónimo, aunque no descarto que haya una gran y conocida firma detrás del pseudónimo) y la mejor forma de intentar averiguar quién es consiste, precisamente, en leer con atención y detalle este texto, analizando el estilo y las voces de los personajes.  No dejéis de leer La novia gitana de Carmen Mola. Os enganchará hasta el final porque esta Carmen mola mucho.

Pasatiempos La novia gitana

Ah, por cierto, de regalo aquí tenéis varios pasatiempos (CRUCIGRAMA INTERACTIVO y CITA MISTERIOSA) que he elaborado sobre esta novela para que los que no la hayáis leído os animéis a hacerlo y los que lo hayáis hecho, le saquéis más jugo.

1.- La cita misteriosa

En primer lugar, os pongo una CITA MISTERIOSA que tenéis que averiguar.

Mecánica del juego

A cada recuadro numerado le corresponde una letra. Y cada letra tiene asignado un número al azar. Es decir, que si en el acertijo de hoy a la E le ha tocado ser el 6, en otros que tengo en mi web puede ser el 1, o el 15 o el 22 o… ¿Quién sabe?

Os dejo una palabra solamente, para que os sirva de pista, en este caso el pseudónimo de la autora. Podéis trasladar a cada recuadro numerado las letras de las que, gracias a esa palabra, conocéis su numeración. Después, vuestras buenas dotes deductivas os permitirán averiguar otras letras y, al final, el mensaje completo. Encima, el apellido os debería salir solo y supone una ayudita extra. Elemental, queridos míos.

Y si queréis ver el resto de acertijos, ya sabéis: desplegad el menú de Animación a la lectura de esta página y buscadlos.

Esta vez os dejo una palabra que os facilita dos vocales: CARMEN. La cita corresponde a un fragmento de La novia gitana. Espero que os divirtáis.

Descarga

Por si preferís trabajar en papel, podéis descargar este acertijo haciendo clic aquí. También podéis hacerlo en un folio en blanco, mirando la pantalla y trasladando las letras que vayáis adivinando.

Acertijo

Aquí os lo dejo en pantalla para que le echéis un vistazo y decidáis cómo resolverlo:

Cita misteriosa de La novia gitana

Así que, como siempre… ¡A jugaaaar!

Solución

También, como siempre, os dejo la solución del acertijo para que la podáis descargar y comprobar si habéis acertado.

Descarga de LA SOLUCIÓN pinchando aquí.

2.- Crucigrama literario La novia gitana (INTERACTIVO)

En segundo lugar, os dejo un pequeño crucigrama literario sobre La novia gitana. Para que los más amantes de la literatura y las palabrejas disfrutéis resolviéndolo. Es obvio que trata principalmente sobre esta obra aunque, claro, es complicado que todas las palabras tenga relación directa con la misma, pero sí he intentado que muchas la tengan y que podréis resolver tanto si habéis leído La novia gitana, como si no.

¡INTERACTIVO! Este crucigrama o cruzaletras PODÉIS RESOLVERLO EN PANTALLA SIN IMPRIMIR nada pinchando sobre él mismo. (Esto es una novedad desde septiembre de 2020, desde entonces hay algunos crucigramas que también tienen la posibilidad de resolverse en pantalla, como el 2, el 4, el 6… pero aún faltan algunos que aún no he podido preparar)

Versión en PDF

Y si quieres imprimirlo en PDF o verlo antes con más tranquilidad, seguid leyendo, pues a continuación tenéis el planteamiento (y más abajo hablo de la solución):

ATENCIÓN: En previsión de posibles desconfiguraciones al imprimir, tal como le sucediera a varios usuarios con mis anteriores crucigramas, os dejo un enlace para descargarlo en PDF y poderlo imprimir sin problemas MÁS ABAJO.

Crucigrama de La novia gitana de Carmen Mola

HORIZONTALES – 1. Nombre pseudónimo de la autora de La novia gitana. 2. Producto de limpieza corporal que se utiliza en la ducha. Se atrevió. 3. Modelo perfecto que puede dejar de serlo si se cruza una línea roja. Cinco. 4. Infusión con las hojas del té. Por poco. 5. Preposición. Interjección castiza que denota resolución de la voluntad. 6. Nitrógeno. Tiene odio, tanto como para hacer lo que le hacen a la novia gitana de cierta novela. 7. Unirse, como tienen que hacer los miembros de la BAC para resolver cualquier crimen que asignen a su unidad, o como en Fuenteovejuna.

VERTICALES – 1. Mujer de raza procedente de la India, Rumania, etcétera. 2. Dan. Última vocal. 3. Interjección para meter prisa o infundir ánimo. Apócope de tono sin son. 4. Roentgen. Ácida, agria o que se ha acedado. 5. Apellido pseudónimo muy molón de la autora de La novia gitana. Moverse de un sitio a otro. 6. Nivel de dominio de Internet para España. Existas. 7. Mujer que va a casarse o acaba de hacerlo. Número irracional base de los logaritmos naturales.

Por supuesto, PUEDES DESCARGARLO en PDF pinchando aquí para imprimirlo y resolverlo sobre el papel, lo que suele resultar más cómodo a la mayoría.

Y la solución la tienes en PDF pinchando aquí.

Hasta la próxima.

P.D.: ¡Ah! Si te gustan los pasatiempos y crucigramas literarios como este, tienes más pinchando aquí. Y más reseñas pinchando aquí.

Ficha técnica:

Editorial: Alfaguara Negra

ISBN e-book: 978-84-204-3319-6

Edición: Digital

Formato: Electrónico

Género: Novela negra, policiaca. Thriller.

Traducción: No procede

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: