Sergio Reyes Puerta

Medio siglo con Borges – Mario Vargas Llosa

Medio siglo con Borges

Mario Vargas Llosa

RESEÑA

«[La política] es una de las formas del tedio (…). En todo caso, fastidio».
J.L. Borges

Hace muchos años, incluso desde antes de que le concedieran el Nobel de literatura, que no leía a Mario Vargas Llosa. Disfruté mucho con algunos de sus libros, como Lituma en los Andes, por ejemplo. Pero, como digo, llevaba décadas sin leer nada suyo. Vino hace poco a solucionar este desaguisado la Pepa, regalándome un ejemplar de este libro sobre la figura de Jorge Luis Borges (al que he estado releyendo recientemente) publicado en abril de 2020, en pleno estado de alarma, y escrito por el gran Vargas Llosa. No pensaba reseñarlo cuando empecé a leerlo, pero he disfrutado tanto que he acabado por sentarme frente al ordenador y teclearos estas breves anotaciones con el fin de aconsejaros su lectura.

portada

En este ameno y ligero libro, pues aún siendo ensayo y que, quizás, gracias a sus poco más de 100 páginas, se lee con fruición en un ratico o dos, don Mario recopila algunos artículos y escritos que redactara en su día sobre el gran Jorge Luis Borges, así como un par de entrevistas que le hiciera en su día el peruano español, que algún día fue apátrida, al argentino universal. Y además, a lo largo de las páginas nos analiza y describe el estilo de Borges con expresiones y frases contumaces que no ocultan nada sobre el genio objeto de los textos.

“Borges es famoso por sus adverbios y adjetivos («Nadie lo vio desembarcar en la unánime noche»), pero, justamente, lo es porque nunca abusa de ellos, porque estallan de pronto en sus frases como una aparición insólita y espectacular, que redondea una idea, abre una inesperada dimensión a la anécdota, trastorna y desbarajusta lo que hasta entonces parecía la dirección de un argumento”.

Vargas_Llosa

Además de dos entrevistas a Borges, Mario Vargas Llosa transcribe varios de sus escritos sobre el autor argentino en los que habla de cómo era la casa de Borges, la experiencia de Borges en París, su relación con la política, la contradictoria relación de influencia más bien unidireccional entre Onetti y Borges (tan distintos, tan iguales) o las curiosas reseñas que el gaucho escribiera en su día en una modesta revista para amas de casa. Termina el libro con El viaje en globo, un entrañable análisis de la última y quizás única relación de amor que, ya octogenario, viviera Jorge Luis Borges. Entre todos estos ensayos y textos seguimos descubriendo al escritor argentino y su oficio, hecho de piezas singulares e inequívocas, exactas y precisas, que nunca se quedan cortas, pero que tampoco se pasan:

“Cada uno de sus cuentos es una joya artística y algunos de ellos —como Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, Las ruinas circulares, Los teólogos, El Aleph—, obras maestras del género. A lo inesperado y sutil de los temas se suma siempre una arquitectura impecable, de estricta funcionalidad. La economía de recursos es maniática: nunca sobra ni un dato ni una palabra, aunque, a menudo, han sido escamoteados algunos ingredientes para hacer trabajar a la inteligencia del lector”.

Divertidísimas, al menos desde un punto de vista literario y por su interesante lucidez, me han resultado las entrevistas que Mario tuvo con Borges. Entrevistas que aquí publica y de las que es posible sacar muchos detalles interesantes sobre la biografía y la experiencia del sempiterno aspirante a Nobel. Muchos de los que llevamos poco tiempo en este mundillo de la escritura podremos descubrir que los inicios suelen ser duros para la mayoría de los autores, incluidos los grandes, de los que somos casi indignos —«¿Quién soy yo para codearme con Shakespeare o Schopenhauer?», que decía Borges—, y que sólo el tiempo, el oficio y, a veces, la oportunidad o la casualidad, pueden cambiar las cosas. En la siguiente cita extraigo algunas palabras de las vertidas por Jorge Luis Borges en alguna de sus entrevistas y que, de algún modo, nos hace a todos un poco más inmortales, como él:

“JLB: (…) Recuerdo mi sorpresa y mi alegría cuando supe, hace muchos años, que de mi libro Historia de la eternidad se habían vendido en un año hasta treinta y siete ejemplares. Yo hubiera querido agradecer personalmente a cada uno de los compradores, o presentarles mis excusas. También es verdad que treinta y siete compradores son imaginables, es decir son treinta y siete personas que tienen rasgos personales y biografía, domicilio, estado civil, etcétera. En cambio, si uno llega a vender mil o dos mil ejemplares, ya eso es tan abstracto que es como si uno no hubiera vendido ninguno”.

Borges

Cierro esta reseña (hoy he sido breve, como este buen libro merece y en sintonía con él) recomendando su lectura no sólo a los amantes de la literatura borgiana que lo disfrutarán sin duda, sino incluso a sus detractores, los cuales podrán descubrir en estas páginas al Borges que quizás nunca se atrevieron a mirar a los ojos ni a tratar de entenderlo ni a admirarlo. Háganme caso. Y no dejen de añadirlos a su biblioteca. Sí, a los dos. A Vargas Llosa y a Borges.

Hasta la próxima.

Ficha técnica:

Editorial: Alfaguara

ISBN: 978-84-204-3597-8

Edición: Primera edición

Formato: Papel

Género: Ensayo

Traducción: No procede

Fotos de la reseña:

Portada del libro descargada de la página web megustaleer.com: https://www.megustaleer.com/libros/medio-siglo-con-borges/MES-105802

Mario Vargas Llosa, foto de power axle – XIII Prix Diálogo – Ceremonia de entregaCropped from:XIII Prix Diálogo – Ceremonia de entrega (26929488614).jpg, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=63537203

Jorge Luis Borges, foto de Annemarie Heinrich (1912-2005) – http://www.annemarieheinrich.com/sitio/galeria.php?id=4 and https://borgestodoelanio.blogspot.com/2016/10/jorge-luis-borges-militar.html (dominio público)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: