La mano de Midas – Antonio Parra Sanz

La mano de midas

Antonio Parra Sanz

RESEÑA

“La mano de Midas”, la novela ganadora del premio al Libro murciano del año 2015 es una novela de detectives escrita por uno de los grandes autores contemporáneos de la literatura murciana: Antonio Parra Sanz.

Antonio, de origen madrileño, lleva tantos años en Cartagena que ya se le puede considerar más cartagenero que madrileño y que, desde luego, conoce la ciudad portuaria y su entorno como la palma de su propia mano. Esto le conduce, sin duda, a situar la acción de su obra en tierras cartageneras.

Sergio Gomes (mi tocayo, mira tú por dónde) se convierte así en el protagonista de una investigación de carácter privado, ya que la policía decide con premura enterrar un caso de muerte de causas cuanto menos sospechosas en un suicidio o un desgraciado accidente. El detective de Parra mantiene vivos sus viejos fantasmas, como el recuerdo de su exmujer, que le acompaña en más de una ocasión de esta obra:

“Me dormí buscando las imágenes de las dunas que una vez estuvieron ahí, antes de que el hormigón las sepultara para siempre, las dunas que una vez acogieron mis pisadas. Otros pies se unieron a los míos, pequeños y ágiles al final de unos tobillos demasiado gruesos, unos pies que se enredaban en mis piernas, jugueteando al tiempo que unas manos acariciaban mi vientre y una boca trataba de acercarse a la mía. Cuando los labios de Paulita  iban a posarse en los míos, un torrente de arena vino a salpicar mi cara. El sobresalto y la ráfaga de viento me despertaron, el niño que había saltado sobre mío huía ya hacia la piscina del hotel. Tuve que meterme en el agua para que las olas se llevaran la arena y la efigie de mi ex mujer.”

La familia del finado, que no se traga la versión familiar, contrata los servicios de la madrileña agencia de detectives en la que trabaja el protagonista para que realicen el trabajo que el cuerpo nacional de policía ha eludido desarrollar. Entre otras cosas le comentan a Gomes:

“-Era muy extraño, sí. Un accidente puede tenerlo cualquiera, pero al lado del banco apareció un bote de esas pastillas que toman los culturistas, ¿cómo se llaman…?, anabolizantes, esteroides o algo así, y estaba vacío. Yo creo que él no tomaba esas porquerías, no es que fuera un ejemplo de sanidad, comía y bebía a gusto, y fumaba un po, pero nada más. El caso es que la policía pensó que quizá fuera un suicidio, aunque como no estaba muy claro, lo dejaron en accidente (…) se dieron mucha prisa por zanjarlo todo. (…) No sé, igual coincidió con el cambio de comisario o algo así, pero todo lo hicieron deprisa y corriendo, y no creo que fuera tan sencillo.”

¿Qué motivos conducen a tan prestigioso cuerpo policial a eludir su responsabilidad investigadora en este extraño caso? ¿Qué se esconde detrás de la muerte del empresario deportivo y masajista Benjamín Blaya?

De la mano de Sergio Gomes, Antonio Parra nos conduce por una trama en la que aparecen todo tipo de peculiares personajes cartageneros, desde los de más alta alcurnia hasta los de más baja estofa, algunos de los cuales (no desvelaré aquí si de los primeros, de los segundos o de ambos) no tendrían inconveniente alguno en borrar del mapa al incómodo detective.

“Cuando iba a encender el segundo cigarrillo, y ya estaba empezando a pensar en marcharme, desde la nuca me llegó un dolor insoportable, el golpe me tiró hacia delante y antes de llegar al suelo el mundo ya se había oscurecido.”

El detective madrileño mantendrá su tira y afloja con el pertinente comisario que tan precipitadamente cerró el caso, así como con la forense que examinase en su día el cuerpo del difunto. Y, a la vez, Sergio no dejará de ver algo a su alrededor, algo que no voy a contar pero cuya reiteración en “La mano de Midas” me recordó mucho al estilo del gran Simenon y su personaje Maigret en su obra “El perro canelo”, algo muy elogiable, por cierto.

Ah, por cierto, quizás la de Benjamín Blaya no sea la única muerte a la que tenga que enfrentarse en esta investigación mi tocayo Sergio, pero hasta ahí puedo leer.

Si te gusta la novela de detectives y/o policiaca, la novela negra en definitiva, y quieres pasar un buen rato con una apasionante íntriga, no dejes de leer “La mano de Midas” y te llevarás una grata sorpresa.

Ficha técnica:

Editorial: Amarante

ISBN: 978-84-16214-68-6

Edición: Primera edición

Formato: Papel

Género: Novela negra, policiaca.

Traducción: No procede

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s