Sergio Reyes Puerta
Fábula

Fábula

Un animalito muy curioso entró en un bar de copas pasada la medianoche. Había muchos otros animalitos de todo tipo. En la barra, un ser peludito, con gafas de pasta, camisa de flores y patas cortas, discutía con el camarero. Este, dado el estado de embriaguez de aquel, se negaba a servirle más bebidas alcohólicas y el bichito borracho rompió un vaso contra el mostrador, razón por la que fue expulsado del local por los controladores de acceso del mismo.

Al día siguiente, temprano, el mismo animalito curiosón esperaba el metro en Callao para ir a trabajar. Entonces vio al ser peludo y beodo de ayer durmiendo en un banco del andén. En el suelo estaban sus zapatos y en sus pies llevaba unos calcetines agujereados por los que asoman ambos dedos gordos. Los demás procuraban mantenerse alejados de él, mientras murmuraban y lo criticaban. Concluyeron que siempre estaría solo por borracho.

Relato perteneciente a mi proyecto: Ejercicios de estilo.

Resto de ejercicios pinchando aquí.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: