Ziryab, el mirlo negro y otros de su entorno (personajes reales)

Dentro de los artículos que dedico a personajes reales se podría decir que Ziryab era el Christian Dior del siglo IX d. C. ya que trajo una serie de modas y costumbres a la península que aún perduran y que se describen en la novela “Mursiyya – El talismán del Yemení” (ediciones Dokusou), donde también se recrea su llegada a al-Andalus, y su historia personal. Jugará, además, un importante papel en la trama de esta obra de ficción histórica. (Ilustraciones de este artículo cortesía de Francisco Miñano Pellicer)
También conocido por el sobrenombre de “El mirlo negro”, debido al color de su piel y su habilidad para el canto y la música, fabricó su propio laúd con las características adecuadas a sus necesidades artísticas, añadiéndole una quinta cuerda. Además lo tocaba con una uña de águila, en vez de con el habitual plectro de madera.
Se dice que, entre otras cosas (como modas a la mesa, en el vestir y en el peinado), trajo a Europa Occidental el primer juego de ajedrez, hecho que también se refleja en la trama de “Mursiyya – El talismán del Yemení” cuando enseña a jugar al protagonista de la novela.
Incluso traería recetas que aún se mantienen hoy en día, como la del Ziriabí (nombre que, como el lector ya habrá adivinado, se deriva del del protagonista del artículo de hoy: Ziryab).

Por cierto, tal fue su importancia en la sociedad del siglo IX que en una plaza de Córdoba hay un monumento dedicado a él.

Otros personajes

Otros personajes asociados a Ziryab y que intervienen en mayor o menor medida en la trama de la novela serían los siguientes:
Harún al-Rashid y Zobeida

Harún al-Rashid fue el quinto califa de la dinastía abasí de Bagdad. ¡Y el más famoso! No en vano fue inmortalizado en la famosa obra “Las mil y una noches” junto a su esposa Zobeida, entre otros.

Se cuenta que un concierto de Ziryab ante este gran califa fue la causa de que el “mirlo negro” acabase llegando a la península ibérica. Los detalles de esta historia se encuentran detallados en “Mursiyya – El talismán del Yemení”, contados por el propio Ziryab a nuestro protagonista durante un viaje a Córdoba.
Ishaq al-Mawsilí

Ishaq era músico y fue el maestro de Ziryab en la corte bagdadí. Era, de hecho el favorito del califa anteriormente mencionado, hasta que ciertos sucesos que descubriréis en “Mursiyya – El talismán del Yemení” pusieron en peligro su posición. No pienso hacer spoiler.

Gazlán y Honaida
Erán dos esclavas del harén del califa Harún al-Rashid. Con la ayuda de estas concubinas nuestro querido Ziryab componía algunas de sus mejores melodías.
Abul Nasr Mansur
Fue un músico judío que vivía en Cordoba y que intercedió ante el emir al-Hakam I, convenciéndole de que invitara a Ziryab a establecerse en al-Andalus.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s