Efemérides del Rey Lobo 8: Agosto sobre portada Mursiya El Pintor del Rey Lobo

Efemérides del Rey Lobo 8: Agosto

No dudes en compartir

Regreso en este mes de agosto a traeros, como hiciéramos en anteriores meses, algunas fechas relevantes en nuestra Historia. A partir de mi novela, «Mursiya. El pintor del Rey Lobo», os quiero brindar aquí los principales sucesos acaecidos en diferentes meses de agosto del reinado de Muhammad ibn Mardanish. Os presento así otra publicación de efemérides del Rey Lobo 8. Y, de momento, os dejo un mapa de las localizaciones sobre las que después hablaré:

Mapa de al-Andalus y parte de Europa en el siglo XII

Efemérides del Rey Lobo 8

Empezaremos hablando, como suele ser habitual, de los eventos más relacionados con el propio Rey Lobo. Vamos a ello:

La sucesión culpable de estas efemérides del Rey Lobo 8

No existirían estas efemérides si no hubiera reinado en Murcia el Rey Lobo. Y para que eso sucediera, tuvo que darse una sucesión en la que él fuese nombrado jefe. Eso sucedió a partir de una muerte acaecida en agosto: la de Abd Allah ibn Iyad.

Abd Allah ibn Iyad era el jefe militar del Levante andalusí en 1147 y Muhammad ibn Mardanish su lugarteniente. El 21 de agosto de 1147, Abd Allah falleció en un oscuro choque con los Banu Yumayl. Efectivamente, tuvo que ser un enfrentamiento muy oscuro porque, por más que he buscado, no he encontrado más información al respecto.

El caso es que tras el mencionado fallecimiento tomó la jefatura el lugarteniente del finado, Muhammad ibn Mardanish. Y, desde entonces, fue este quien gobernó el Levante andalusí durante décadas llegando a ser conocido como Rey Lobo.

Eligiendo fecha de publicación para esta efemérides del Rey Lobo 8

Estaba dudoso entre publicar esta entrada el 21 de agosto y otra fecha de la que hablaré más adelante. Al final opté por programarla para hoy por la importancia de esta sucesión para la existencia de mi novela y de estas efemérides.

La muerte de un juez en Valencia

Una muerte de la que se habla en Mursiya El pintor del Rey Lobo es la del juez Asim ibn Jalaf. Sus coetáneos se referían a él como «el venerable» y las crónicas hablan de que fue encarcelado por los rebeldes valencianos. Tenía unos 70 años al morir y quizás su edad, en las condiciones que podía tener una prisión del siglo XII, precipitara lo inevitable. Aún así, el culpable de su muerte está claro, tal y como reflejo en Mursiya El pintor del Rey Lobo.

En mi novela, por cierto, hago coincidir su fallecimiento con la presencia del Rey Lobo en el asedio a Valencia de 1152. Debo aclarar que no he encontrado en todas las fuentes consultadas noticia sobre su paradero en dicho verano. Por lo tanto, no podemos descartar que así sucediera y, por eso, me tomé la licencia literaria de situarlo allí.

Ah, este Asim era primo de un importante cadí y arráez valenciano de tiempos almorávides: Marwan ibn Abd al-Aziz. De este personaje hablo más en otra novela que tengo escrita y reservada para su futura edición. Solamente decir que este Marwan nombró juez a su primo Asim.

La salud del Rey Lobo empeora en Alcira

Según las crónicas, el Rey Lobo se tuvo que retirar del asedio de Alcira por un empeoramiento de su salud. En las fuentes no he encontrado una fecha exacta para esto, pero sí bastante aproximada. Por ello, en mi novela, tras analizar todos los datos disponibles, hago que suceda a principios de agosto de 1171. Se trata de una datación bastante factible, aunque pudiera ocurrir también en julio, preferiblemente a finales.

La rebelión de Alcira

Más o menos por esas fechas llegaría a Alcira Muhammad ibn Hilal, como refuerzo a favor de los rebeldes. En dicha población se habían levantado, ya en junio, contra Muhammad ibn Mardanish. Por eso el Rey Lobo y su hermano Yusuf la cercaron. En esos momentos, antes de la llegada del mencionado ibn Hilal, la voz cantante de la rebelión la llevaría Ahmad ibn Sufyan, el Piadoso, tal y como reflejo en la novela.

Según las fuentes esta rebelión empezaría a finales de junio y se prolongaría hasta mediados de agosto.

Puesto que los historiadores hablan de que el Rey Lobo se retiró por su enfermedad, pero que su hermano continuó el asedio, cabe suponer que se marcharía poco antes del fin de dicho cerco. Posiblemente, a principios de agosto. Eso dejaría a su hermano Yusuf en una incómoda situación de debilidad, como veremos en el siguiente apartado.

La traición de un hermano

Aunque aparentemente cambie de tema, este asunto es un coletazo del anterior.

El hermano del Rey Lobo, Yusuf ibn Mardanish, se quedó ante las defensas de Alcira cuando aquel enfermó. Estaba allí, solo, abandonado por un hermano en horas muy bajas. Un hermano que trataría de aparentar fortaleza ante los demás, pero que en la intimidad familiar pudo dejar traslucir su debilidad…

La sumisión del hermano del Rey Lobo

Así con esas, poco después de regresar el Rey Lobo a Murcia, su hermano Yusuf, se sentiría muy indefenso y desprotegido. Y tras perder definitivamente la plaza de Alcira, a causa del refuerzo almohade a los rebeldes y la marcha de su hermano, tomó una decisión drástica.

No podemos culparle. El avance almohade era arrollador. Seguramente, Yusuf hizo lo que consideró mejor para todos. Para él, sus familiares más cercanos y su pueblo. Yusuf ibn Mardanish escribió una epístola al califa almohade reconociéndolo y adhiriéndose a él.

Valencia se hace almohade

Valencia y todos los territorios bajo su control pasarían, de inmediato, a manos almohades.

Posiblemente, mientras la carta llegaba y el califa respondía enviando guarniciones apropiadas al territorio a controlar, esta entrega de Valencia se materializaría en septiembre. Así que os la recordaré en la próxima efemérides.

Efemérides del Rey Lobo 8: eventos destacados sobre mapa elaborado por Sergio Reyes Puerta, autor de El pintor del Rey Lobo (Serie Mursiya / Mursiyya)

Y estos son los eventos sobre el Rey Lobo que quiero destacar en sus agostos.

Los almohades en la efemérides del Rey Lobo 8

Veamos a continuación algunos sucesos en el entorno almohade que afectarían, de algún modo, al gobierno mardanisí.

El asesinato de un iluminado

Aunque alguna fuente se refiere al 16 de agosto de 1151 con precisión, generalmente se habla de agosto o septiembre de dicho año. En mi novela, no obstante, y ya que en alguna crónica lo encontré con tanta exactitud, hice que sucediera en tan concreto día.

Los vecinos engañan a su líder

Bien, pues en ese día, como si de un preludio del Fuente Ovejuna de Lope de Vega se tratase, la gente de Silves (Portugal) mató a su líder. No era su comendador (si es que a este lo queremos considerar un líder, que tampoco), pero válganos el símil. El caso es que se cargaron a Ahmad ibn Qasi, que por esos días se había desentendido de los almohades.

Los vecinos de dicha localidad, preocupados por la reacción de los almohades a su traición, prefirieron no correr riesgos. Le tendieron una trampa al maestro sufí, al que había sido líder de un importante movimiento religioso del Algarve que se rebeló, en su día, contra los almorávides: los Muridun, los iniciados. Y se lo cargaron sin miramientos.

Algunas curiosidades para la efemérides del Rey Lobo 8

Por cierto, y esto ya es un extra que no tiene nada que ver con mi novela (¿o sí?): Ahmad ibn Qasi escribió un libro titulado «Desprenderse de las sandalias». Y uno de sus hijos le entregaría este libro, años más tarde, a Abenarabi (Muhammad ibn al-Arabi) en Túnez. Sucedió en 1194.

Ah, y también, como curiosidad, decir que este líder de una orden religiosa musulmana andalusí era un converso. Sí, antes de jefe musulmán había sido cristiano él mismo o, al menos, sus ascendientes. Las vueltas que da la vida, ahora y entonces.

A por Jaén

Sucedió también en agosto. Esta vez fue en 1162. El gobernador de Granada, Abu Said Utman, armó en esas fechas un gran ejército y marchó dispuesto a atacar y apoderarse de Jaén. Esta plaza estaba, en esos momentos, en manos del suegro del Rey Lobo: Ibrahim ibn Hamusk. Y no la soltaría tan fácilmente, como bien descubrirá el lector de Mursiya El pintor del Rey Lobo.

Hasta ahí puedo leer.

Un fuerte contingente almohade hacia al-Andalus

Ya lo comenté en la anterior efemérides, pero os lo vuelvo a repetir aquí, ya que no se sabe exacto si fue en julio o agosto.

Hablamos, eso sí, del año 1170. El califa Yusuf envió un fuerte ejército a al-Andalus al mando de Abu Hafs y, probablemente, Abu Said Utman y otros. La fecha exacta, como digo, no se sabe. Todo indica, no obstante, que sería a finales de julio o principios de agosto. Y se cree que llegarían a Sevilla sobre septiembre u octubre de 1170, por lo que agosto parece más probable que julio como fecha de envío.

Poco más que añadir, de momento, sobre este asunto.

Audiencia almohade en Sevilla

El 14 de agosto de 1171, el califa Yusuf, ya de vuelta de su reciente marcha por tierras andalusíes, celebra una audiencia en Sevilla. Los poetas de al-Andalus (entre otros) acudieron a felicitarle con sus panegíricos y variadas composiciones.

También lo narro en mi novela, pues sucesos como este nos dan pistas sobre el creciente poderío almohade en la peninsula. Y anticipa lo que no tardaría mucho en ocurrir (según mis cálculos, poco después le llegaría, por ejemplo, la rendición de Yusuf ibn Mardanish).

Entrada almohade a Murcia

Según las crónicas, el 17 de agosto de 1172 entró a medina Mursiya un ejército almohade por primera vez. Parece que este ejército llegó acompañando a la embajada del hijo del Rey Lobo, que había acudido previamente a Sevilla para negociar.

Por cierto, como curiosidad, quiero añadir que en el contingente almohade iba el historiador Abd al-Malik ibn Sahib al-Salat. Este hombre también estaba en Córdoba cuando llegaron los hijos del califa a preparar el asalto para recuperar Granada. Esto último fue en junio de 1162 (ver efemérides correspondiente).

Esta fecha del 17 de agosto de 1172 fue la otra que estuve barajando para publicar esta efemérides del Rey Lobo 8. Más arriba, cuando hablé de la llegada al poder del Rey Lobo por la muerte de ibn Iyad, dije que estaba dudoso entre aquella y otra. A esta me estaba refiriendo entonces.

Efemérides del Rey Lobo 8: eventos almohades destacados sobre mapa elaborado por Sergio Reyes Puerta, autor de El pintor del Rey Lobo (Serie Mursiya / Mursiyya)

Y hasta aquí lo más importante que hicieron los almohades en los agostos del reinado mardanisí.

Los cristianos en la efemérides del Rey Lobo 8

Y ahora veremos algunos eventos cristianos cercanos, de algún modo, al Rey Lobo y sus vicisitudes.

El emperador asedia Jaén y Granada

Fue en julio o agosto de 1151 cuando Alfonso VII asedió Jaén y Granada. Algo que no le venía mal a nuestro Rey Lobo, pues eran aliados por vasallaje. Incluso, con bastante seguridad, Muhammad ibn Mardanish participaría en dichos cercos.

Caída de la Almería cristiana en manos almohades

Los almohades se apoderaron de la Almería cristiana en agosto de 1157. En mi novela, Mursiya El pintor del Rey Lobo, las noticias de esta conquista le llegan al protagonista a finales de agosto de 1157.

Como cabe suponer, este suceso supondría un fuerte impacto para el gobierno mardanisí y sus gentes. De repente la distancia con la frontera almohade se reducía enormemente. El peligro acechaba cada vez más cerca y, además, los unitarios disponían ahora de un muy potente puerto cerca de Mursiya. Era, realmente, para estar preocupados. Incluso, asustados.

Aunque quizás, a partir de entonces, el Rey Lobo potenciara aún más el puerto de Cartagena, que ya parecía ir en alza por aquellos años.

Muerte de el emperador

El 21 de agosto de 1157 murió el autoproclamado emperador, Alfonso VII de León y Castilla. Esto sucedió en el puerto del Muradal, en Despeñaperros. Regresaba triste y abatido de Almería, tras renunciar a su defensa frente a los almohades. Quizás el disgusto acelerara su muerte.

Consecuencias de su desaparición

El caso es que, a partir de su fallecimiento, sus reinos volverían a dividirse. Sus hijos Fernando y Sancho se los repartirían: uno se quedaría en León, el otro en Castilla. Pero eso es otra historia.

Lo importante para nosotros es que el Rey Lobo perdió a su gran aliado y protector. Y que los reinos cristianos, al disgregarse, perderían potencia frente al invasor almohade. En definitiva, todo perjuicios para Mursiya y Muhammad ibn Mardanish.

Esta fecha del 21 de agosto también coincide con la fecha de publicación de esta entrada, hoy día 21, pero ya sabéis: el motivo de publicar hoy, como ya sabéis, es otra muerte: la del jefe supremo del Levante andalusí Abd Allah ibn Iyad.

La muerte de Sancho III de Castilla

Como ya dije en otra efemérides anterior (la de julio), hay disparidad de opiniones con respecto a la fecha de muerte de este rey. Os lo recuerdo aquí:

Por ejemplo, según González Cavero, Sancho III de Castilla, el Deseado, murió el 31 de julio de 1158Otras fuentes (como Lacarra, 1972) hablan de que falleció el 31 de agosto de 1158. En mi novela (ante la disparidad de datos) opté por la fecha de agosto. Al menos, así, le daba un poquito más de vidilla al hombre.

Consecuencias de su desaparición

En cualquier caso, falleció a los 25 años de edad tras un reinado muy corto en el que dio continuidad a los acuerdos de su padre con el Rey Lobo. Pero al morir dejó Castilla en una situación delicada, ya que el heredero de la corona era muy pequeño aún (tres añitos tendría). En consecuencia, dos linajes se disputaron la regencia del jovencísimo monarca, lo que dio lugar a batallas entre cristianos. Las familias enfrentadas eran, por supuesto, los Laras y los Castros. En esta última estirpe se encuadraría uno de los más conocidos mercenarios del Rey Lobo: Álvaro el Calvo.

Obviamente, todos estos sucesos tendrían consecuencias directas e indirectas en territorios del Rey Lobo, como bien habrá podido descubrir ya el lector de mi novela.

Santa Cruz de Valcárcel: un ejemplo de documentación encastrado en la efemérides del Rey Lobo 8

Aunque no hablo de esto en la novela me apetecía contarlo aquí porque varios personajes de la novela protagonizan este dato.

El 4 de agosto de 1165 Pedro Fernández de Castro (alias Potestad) fundó (con su mujer y hermana e hijos) el monasterio de Santa Cruz de Valcárcel. Esta fundación fue confirmada por personajes de mi novela como Nuño Pérez de Lara, Fernando Rodríguez de Castro el Castellano o Pedro Rodríguez de Castro.

Simplemente lo cuento por dos razones:

1. Darle algo más de vida propia a esos personajes.

2. Y sobre todo, por ejemplificar cómo trabajo al escribir novela histórica.

Cómo me documento y utilizo la información

Y es que, a la hora de documentarme, recojo datos tan diversos y dispersos como este, aunque luego no los refleje en la trama de la novela.

¿Por qué lo hago así?

Porque no quiero situar a un personaje haciendo algo imposible. Si puedo, lo evito (salvo necesidades de la trama). De este modo, yo sé que en agosto de 1165, al menos a principios, no debo situar a los mencionados Pedros ni a Fernando ni a Nuño, haciendo, por ejemplo, las cruzadas en Tierra Santa, ya que en esos días estarían en la Península para confirmar este suceso.

Y esta es una de mis técnicas de trabajo al escribir novela histórica. Buscar información hasta en lo más insospechado para evitar anacronismos.

Toledo cambia de manos

Tranquilos. Cambia de manos, sí, pero entre cristianos. No vuelven a tomarla los musulmanes, que no cunda el pánico…

Fue el 26 de agosto de 1166, fecha en la que Nuño Pérez de Lara (citado justo en el suceso anterior, un año antes) recuperó Toledo. La tenían en sus manos los Castro, los parientes de Álvaro el Calvo.

En fin, que en esas peleas internas por la regencia de Alfonso VIII andaban los cristianos y así, claro, no podían ayudar al Rey Lobo debidamente.

Batallas navales (o casi) en el Tirreno

No, no se me ha ido la olla. O al menos no mucho.

En agosto de 1167 los pisanos armaron 17 galeras y se lanzaron con ellas al Tirreno. ¿El motivo? Unas nueve galeras de Denia (se entiende que del Rey Lobo, por tanto) navegaban por las costas italianas haciendo travesuras. No era la primera vez que había problemas entre flotas andalusíes e italianas (ya fueran pisanas o genovesas, sobre todo). En esta ocasión, los pisanos llegaron cerca de Roma, hasta Civita Vecchia, ciudad que capturarían ya en septiembre. Parece que, al final, no se toparon con los musulmanes de Denia, pero hicieron un buen botín a costa de los romanos.

El caso es que de estos problemas marítimos habla en alguna ocasión el protagonista de El pintor del Rey Lobo, razón para traer aquí este asunto.

Otros asuntos navales

También, aunque sin especificar fecha tan concreta, consta en las crónicas una persecución de una flota genovesa a otra pisana (en inferioridad numérica esta) no muy lejos de Niza. Entonces aparecieron diez galeras musulmanas frente a ellos lo que sirvió de distracción para que los pisanos pudieran huir y ponerse a salvo.

Pequeñas historias de mar que ilustran la problemática que generaba la navegación por aquellos tiempos. Esto nos ayudará a entender mejor algunas de las motivaciones que empujarían al Rey Lobo a pactar con pisanos y genoveses. La buena convivencia en las rutas marítimas era, sin duda, fundamental para la prosperidad y felicidad del reino mardanisí.

Un par de apuntes posteriores a la efemérides del Rey Lobo 8

El 23 de agosto de 1172 los portugueses se apoderaron de Beja (Portugal). Esta plaza estaba en manos almohades y, si os dais cuenta, coincide prácticamente con la entrada almohade a Mursiya.

Por otro lado y como dato extraordinario que por varias razones no conviene destripar aquí, confirmar una fecha cierta que aparece en el epílogo de El pintor del Rey Lobo. El 8 de agosto de 1173 comenzó la construcción de la Torre de Pisa. Y hasta ahí, nuevamente, puedo leer.

Fallecimientos en la efemérides del Rey Lobo 8

Aquí finalizo las principales efemérides. Ahora veremos algunos fallecimientos que deseo destacar.

Muerte de Ulaym al-Umari

Se cree que pudo ser en agosto de 1169 o 1170 la muerte de Ulaym al-Umari. No es un personaje que aparezca en El pintor del Rey Lobo, pero nombro su fallecimiento muy de pasada. Y lo hago pensando en futuros libros que tengo en mente.

La razón es que los creyentes musulmanes del siglo XIII peregrinaban a coger tierra de su tumba. Así, cuando en una de mis próximas novelas algún personaje vaya a por su puñadito de tierra al sepulcro de este hombre, las novelas quedarán, de algún modo, interconectadas. Y vosotros, queridos lectores, sabréis de dónde viene esto.

Por cierto, este hombre murió en Valencia, aunque fue enterrado en Játiva.

Blanca Garcés de Navarra / Pamplona

El 12 de agosto de 1156 falleció Blanca Garcés de Navarra/Pamplona, que sí es nombrada en alguna ocasión en mi novela. Simplemente quería dejar constancia en esta efemérides del Rey Lobo 8.

Ramón Berenguer IV

Y el 6 de agosto de 1162 cayó Ramón Berenguer IV el Santo (que, por cierto, sería nombrado conde de Barcelona entre otros títulos en otro agosto: el 19 de agosto de 1131). De este Ramón Berenguer si tenemos varias intervenciones en El pintor del Rey Lobo, así como de sus colaboradores más cercanos, como Gerardo de Jorba, que sirvió en su día al Rey Lobo.

En el mapa de eventos cristianos he dejado fuera los eventos que considero menos relevantes de entre los expuestos:

Efemérides del Rey Lobo 8: eventos cristianos destacados sobre mapa elaborado por Sergio Reyes Puerta, autor de El pintor del Rey Lobo (Serie Mursiya / Mursiyya)

Y esto es todo lo que quería reseñar en esta entrada…

En resumen (efemérides del Rey Lobo 8)

Estos son tan sólo algunos de los sucesos y eventos realmente acaecidos en algunos de los diferentes meses de agosto del siglo XII. Destacamos en primer lugar la sucesión que encumbró a Muhammad ibn Mardanish como gran jefe del Levante andalusí, el empeoramiento de su salud en el sitio de Alcira y la subsiguiente rendición de su hermano Yusuf. Por la parte almohade vimos varios sucesos como, por ejemplo, los movimientos de sus ejércitos, así como la muerte del líder Ahmad ibn Qasi o la audiencia del califa en Sevilla. En cuanto a los cristianos, destacaría la muerte de Alfonso VII y Sancho III o la caída de la Almería cristiana en manos unitarias, entre otros eventos.

Más no podemos contar en esta efemérides del Rey Lobo 8 (al menos por ahora). Esperamos que os haya resultado interesante.

Muchas gracias por leernos.

Hasta la próxima, que será en septiembre.

¡Ah! Para saber más sobre las fuentes
bibliográficas en que me ha inspirado
para escribir esta novela histórica y
esta efemérides del rey lobo 8
podéis pinchar aquí.
Texto de esta efemérides y anteriores
escrito y/o revisado por Sergio Reyes.
Imágenes y mapas por Sergio Reyes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Sergio Reyes Puerta +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.