Parte de la familia del monarca pamplonés...

El rey García Ramírez (Personajes reales)

No dudes en compartir

El rey García Ramírez de Pamplona no será el único del que os hable en esta entrada… También os contaré sobre sus hijos, incluido Sancho VI, el Sabio (el segundo brevemente pues merece su propia entrada). Ambos reinaron en tiempos del Rey Lobo, este en el Levante andalusí, aquellos en Navarra, lo que no impide que hubiera ciertas relaciones que hicieran que mereciera la pena nombrarlos en Mursiya El pintor del Rey Lobo.

El rey García Ramírez de Pamplona

García Ramírez sucedió a Alfonso I el batallador (quien, por cierto, murió a consecuencia de las heridas recibidas en la batalla de Fraga, gobernada entonces por el padre del Rey Lobo…). Pero no era hijo del fenecido rey y su elección se hizo pasándose su testamento por cierto arco. De hecho la iglesia no lo reconoció como monarca hasta pasadas varias décadas de su muerte.

El Rey García Ramírez (recreación elaborada por Sergio Reyes)

El rey García Ramírez y los nietos del Cid

El rey García Ramírez era, pues, hijo de Ramiro Sánchez y Cristina Rodríguez. Esta última era hija de Rodrigo Díaz de Vivar, lo que convierte a nuestro personaje en nieto del legendario Cid Campeador. Casi nada.

¿Y sabéis que otro personaje cristiano de Mursiya El pintor del Rey Lobo era nieto no del Cid pero sí de uno de su lugarteniente? Los que lo habéis leído lo sabéis de sobra. A los que no, no os destripo nada si os lo digo (puesto que es Historia), así que, ahí va: Álvaro Rodríguez de Castro, el Calvo. Más tarde hablaré (brevemente) de este mercenario que sirvió al Rey Lobo, porque se casó con la viuda de García Ramírez, como ya conté en la efemérides correspondiente.

Así que ya veis, al menos un nieto del Cid Campeador y un nieto de su principal lugarteniente tienen su papel en Mursiya El pintor del Rey Lobo.

Aragón y la restauración de Navarra por el rey García Ramírez

Sin querer entrar en detalles, antes de que el rey García Ramírez fuera coronado, Pamplona y Aragón llevaban casi sesenta años bajo un único trono (ocupado por sucesivos reyes, obviamente). Pero con García Ramírez la cosa cambió y cada reino volvió a tener su propio monarca. Ya digo que sin entrar en detalles. Sólo lo esbozo así para que entendáis el sobrenombre de García Ramírez: el Restaurador. No es que le gustara arreglar muebles antiguos ni retocar pinturas deterioradas, como veis…

Mercenarios navarros del Rey Lobo

Por lo demás, los mercenarios navarros siempre tuvieron un hueco en las filas del Rey Lobo. Parece ser que ya los hubo cuando a Muhammad ibn Mardanish se le rebeló su pariente Yusuf ibn Hilal en Moratalla. Y también los habría, seguramente en mayor abundancia, tras la muerte de García Ramírez. Por cierto, toca ahora hablar de su fallecimiento y consecuencias:

Muerte del rey García Ramírez

El rey García Ramírez murió pocos meses después de asediar Córdoba junto a su entonces suegro Alfonso VII el Emperador y otros. Aquel asedio era de máximo interés para el Rey Lobo, ya que los cristianos eran sus aliados. ¡Que capturaran la antigua capital andalusí habría sido bueno, a priori, para Mursiya y el Levante andalusí! Más abajo os explicaré porque digo lo de «a priori».

El caso es que García Ramírez murió meses después en un pueblo navarro llamado Lorca (no en la Lorca murciana). Era el 21 de noviembre de 1150. Su muerte despertó o, mejor dicho, hizo revivir las ambiciones de sus correligionarios, que corrieron al castillo de Tudején con aviesas intenciones.

El tratado de Tudején

El tratado de Tudilén o Tudején (1151) fue un acuerdo entre aragoneses y castellanos. Y es que, ambos reinos se apresuraron a pactar en cuanto murió García Ramírez. Sí, con su cuerpo casi todavía caliente.

Pretendían reactivar el previo tratado de Carrión de 1140. La intención era apoderarse del reino pamplonés y repartírselo entre ellos, como explico en Mursiya El pintor del Rey Lobo.

Y por qué explico esas cosas en una novela sobre el Rey Lobo, se preguntará algún lector… Pues muy sencillo. Porque, en ese mismo pacto, aragoneses y castellanos también acordaron cómo se repartirían las tierras que le arrebataran a Muhammad ibn Mardanish. Por detallitos como este puse más arriba un «a priori». Me autocito a continuación:

¡Que capturaran la antigua capital andalusí habría sido bueno, a priori, para Mursiya y el Levante andalusí!

Así que, sí, este rey, tan aparentemente lejano del Rey Lobo (cuando restauró su reino este ya no tenía frontera alguna con territorios andalusíes), tuvo más importancia de lo que podría parecer en el devenir de Mursiya.

Hijos e hijas del rey García Ramírez

Puesto que el rey García Ramírez tuvo dos matrimonios, ya podéis imaginar que tendría descendencia. Aquí os presento a sus más destacados/as descendientes. Vayamos primero con las y los tenidos en su primer matrimonio (con Margarita de L´Aigle), si os parece. Antes, os dejo una imagen de mi autoría de cómo imagino a dicha esposa:

Primera esposa del monarca pamplonés: Margarita de L´Aigle

Blanca Garcés de Navarra

Blanca Garcés de Navarra fue utilizada como moneda de cambio para rubricar una paz entre Castilla y Navarra. Fue antes de los tiempos del Rey Lobo, sobre el 1140, pero el correspondiente pacto convertiría a Blanca, años después, en esposa de Sancho. Este Sancho, a la muerte de Alfonso VII el Emperador, se convertiría en rey de Castilla (aunque por poco tiempo). De manera que la mencionada Blanca Garcés sería reina consorte de Castilla y, además, madre de Alfonso VIII (importante aliado del Rey Lobo, como su abuelo), parto tras el cual moriría. De su muerte en mi novela hago las pertinentes aclaraciones en la efemérides de agosto y en la de noviembre.

Blanca Garcés, hija de Margarita de L´Aigle y el Rey García Ramírez (recreación elaborada por Sergio Reyes)

Margarita de Navarra y Sicilia, hija del rey García Ramírez de Pamplona

Su hija Margarita de Navarra y Sicilia, como su denominación indica, pudo casarse (las fuentes no parecen estar totalmente de acuerdo) con Guillermo I de Sicilia. Pues bien, el protagonista de mi novela, fíjate tú, tuvo la oportunidad de asistir a semejante enlace. Y no estamos hablando de cualquiera: más tarde, a la muerte del mencionado rey normando de Sicilia, Guillermo el Malo, la mismísima Margarita sería regente de Sicilia.

Ah, la pequeña globalización del siglo XII, como yo lo llamo… En fin, os dejo otra sencilla ilustración de mi autoría imaginando a Margarita:

Margarita de Navarra y Sicilia, hija de Margarita de L´Aigle y el Rey García Ramírez entre otras cosas (recreación elaborada por Sergio Reyes)

Sancho, futuro rey de Navarra

Aunque lo he dejado para el final de los hijos tenidos con Margarita de L´Aigle, a este quisiera dedicarle su propio espacio en otra entrada. Esto se debe a que llegó a ser rey de Navarra y tuvo cierta relación con Muhammad ibn Mardanish, el Rey Lobo. ¡Se dice que llegó a estar en Mursiya! Esto lo haría de incógnito y así lo reflejo en Mursiya El pintor del Rey Lobo. Así que, como podéis imaginar, considero que este personaje merece su propia entrada.

Sancho VI el sabio, monarca de Navarra e hijo de Margarita de L´Aigle y el Rey García Ramírez (recreación elaborada por Sergio Reyes)

Cierro (de momento) con Sancho, el apartado de hijos del rey García Ramírez con Margarita. Vamos ahora a conocer a uno de sus hijos ilegítimos.

Rodrigo Garcés, hijo natural del rey García Ramírez

Hablaré ahora, muy brevemente, de Rodrigo Garcés. Lo nombro aquí por ser fiel a la Historia, así como exhaustivo, si bien no nombro a este muchacho en mi novela. A fin de cuentas poca relación podría sacarle con el Rey Lobo, al menos según el estado de conocimientos actual.

Tan sólo decir que, como apuntaba al terminar el anterior apartado, ya no hablamos de hijos tenidos con Margarita de L´Aigle. Muy al contrario, parece ser que Rodrigo Garcés es de madre desconocida. El rey García Ramírez, como se estilaba entre los monarcas cristianos de aquella época, tuvo sus amantes (y todo, ya ves tú qué tontería, por no aceptar la poligamia como sistema familiar, lo que les permitiría legalizarlas a todas). La cuestión es que de una de sus amantes nacería Rodrigo Garcés, que llegó a ser conde de Montescaglioso (en Italia) y que, como buen hijo ilegítimo, se casaría con una hija ilegítima del rey Rogelio II de Sicilia (que tal vez por ahí podría haber relacionado, si quisiera, a este personaje con el Rey Lobo en mi novela, pero no quería excederme demasiado en el número de personajes).

Sancha de Navarra, fruto del segundo matrimonio del rey García Ramírez

Hasta aquí los hijos conocidos con la tal Margarita y con la amante desconocida (tanto monumento al soldado desconocido y ¿a nadie se le ocurrió esculpir uno a la amante desconocida?).

A continuación os hablaré, muy brevemente, de la hija que tuvo con Urraca la Asturiana.

El Rey García Ramírez se casó con Urraca la Asturiana en segundas nupcias (recreación elaborada por Sergio Reyes)

Ahí vamos:

Conocida como Sancha de Navarra, esta chica se casaría primero con el vizconde de Bearne (territorio francés vecino de Navarra), un tal Gastón V. A la muerte de este la muchacha (que ya no lo sería tanto) se casó con el conde Pedro Manrique de Lara. ¿Os acordáis de los Lara y los empeños contra los Castro por la regencia de Alfonso VIII de Castilla? Pues este Pedro era descendiente de aquellos.

Sancha de Navarra, hija de Urraca la Asturiana y el Rey García Ramírez (recreación elaborada por Sergio Reyes)

Pero dije que sería muy breve porque me interesaba destacar a Urraca la Asturiana. ¿Por qué este interés? Porque esta hija ilegítima del Emperador Alfonso VII (importante aliado del Rey Lobo) se acabaría casando, a la muerte del rey García Ramírez, con don Álvaro el Calvo. ¡El mismo mercenario que sirvió al Rey Lobo en la conquista de Granada y del que os hablaré en otra entrada! Construirían ambos lo que yo llamé, en una efemérides del Rey Lobo, un matrimonio zombi.

Aunque esa es otra historia…

En resumen

El rey García Ramírez de Pamplona tuvo mucho más que ver con el Rey Lobo de lo que pudiera parecer. No sólo porque los navarros aportaran mercenarios al gobierno de Muhammad ibn Mardanish, sino que también por sus alianzas con los aliados del Rey Lobo y por las consecuencias de su muerte: un pacto cristiano contra el Rey Lobo por el lado negativo y un nuevo aliado (Sancho VI) por el positivo, entre otras. Por todo ello tenía que aparecer en «Mursiya. El pintor del Rey Lobo» y por la misma razón le dedico esta extensa entrada.

Parte de la familia del monarca pamplonés...

Espero que este artículo os haya aclarado un poco más lo que es verdad y lo que no en esta novela histórica.

Hasta la próxima.

Fuentes bibliográficas

ABU L-ABBAS AHMAD IBN MUHAMMAD IBN ZIDAYAT ALLAH AL-TAQAFI, conocido por IBN AL-HALLAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Sergio Reyes Puerta +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.